Juez investiga vínculos de separatistas catalanes con Rusia

Un juez de Barcelona autorizó el miércoles una pesquisa en torno a posibles nexos entre algunos promotores del intento de Cataluña de declarar su independencia en 2017 con una supuesta campaña de ...

Un juez de Barcelona autorizó el miércoles una pesquisa en torno a posibles nexos entre algunos promotores del intento de Cataluña de declarar su independencia en 2017 con una supuesta campaña de desinformación y un plan general de desestabilizar Europa que investigadores españoles vinculan con Rusia.

La pesquisa autorizada por el juez Joaquín Aguirre condujo el miércoles al arresto de 21 personas bajo sospecha de corrupción y de promover el desorden público. Aguirre basó la investigación en parte en las pruebas entregadas por la policía acerca de que supuestos agentes rusos ofrecieron brindar ayuda militar a los separatistas catalanes durante el punto más álgido de su fallido intento de secesión en 2017.

En una grabación, uno de los detenidos menciona una oferta realizada por los supuestos agentes rusos para darle al expresidente catalán Carles Puigdemont 10.000 soldados, aparentemente para ayudar en un teórico conflicto armado contra las autoridades españolas. El documento entregado a la corte no proporcionó indicios de que la oferta haya sido considerada por Puigdemont, ni brindó pruebas de que la oferta siquiera fuera genuina o viable.

El movimiento separatista de Cataluña siempre ha proclamado creencias no violentas, aunque el año pasado se registraron enfrentamientos violentos con la policía luego de que varios líderes importantes fueron sentenciados a prisión por su participación en el intento independentista de 2017.

Además de la supuesta ayuda militar, la pesquisa también aborda la presunta malversación de fondos públicos para el movimiento separatista en España, así como la supuesta participación activa de campañas de desinformación respaldadas por Rusia para desacreditar a España.

La injerencia rusa como medida de estrategia geopolítica de desestabilización fue un hecho durante el otoño de 2017, y para ello difundieron desinformación y noticias falsas, dijo el juez, citando las publicaciones en internet que apoyan a los separatistas catalanes y que son difundidas por plataformas noticiosas rusas.

El gobierno español había acusado a Rusia de interferir en el conflicto catalán en 2017, algo que las autoridades rusas negaron en ese entonces.

De momento no había reacciones por parte de las autoridades rusas sobre la pesquisa autorizada por Aguirre.

___

Los periodistas de The Associated Press Aritz Parra y Ciaran Giles en Madrid contribuyeron a este despacho.