Miedo al fraude y la violencia en las elecciones de Tanzania

Los votantes acudían a las urnas en Tanzania el miércoles para unas elecciones presidenciales que, según la oposición, ya están muy comprometidas por la manipulación y una violencia que ha dejad...

Los votantes acudían a las urnas en Tanzania el miércoles para unas elecciones presidenciales que, según la oposición, ya están muy comprometidas por la manipulación y una violencia que ha dejado varios muertos.

Mi vida corre peligro, tuiteó por la mañana el presidente de uno de los principales partidos de oposición, Freeman Mbowe, de CHADEMA, asegurando que pandilleros fuertemente armados protegidos por la policía habían registrado su hotel y detenido a dos de sus guardas de seguridad.

Tanzania, un país del este de ífrica que fue elogiado por su relativa tranquilidad y sus esfuerzos de paz en el continente, ha caído en una crisis de derechos humanos. El presidente, John Magufuli, ha reprimido a los medios, la sociedad civil y las voces disidentes, según diplomáticos, la oficina de derechos humanos de Naciones Unidas y otras entidades. También se le acusa de restar importancia a la pandemia del coronavirus.

El populista Magufuli, que se hizo un nombre en parte combatiendo la corrupción, ahora busca un segundo mandato de cinco años en una de las economías más populosas y más rápido crecimiento en ífrica. Su principal rival en la oposición es Tundu Lissu, que sobrevivió a un intento de asesinato en 2017 y regresó del exilio este año para hacer campaña.

Lissu ha instado a la gente a salir a la calle para protestar si el jueves se anuncian los resultados de las elecciones sin un conteo apropiado..

Sin embargo, la oposición está dividida, con hasta 15 candidatos distintos. Más de 29 millones de personas se habían registrado para votar el miércoles.

Las conexiones a internet perdieron velocidad antes de la votación. Habría pocos observadores electorales importantes presentes, y pocos medios extranjeros recibieron autorización para informar sobre el terreno.

Antes de los comicios se registraron incidentes violentos con muertos. La oposición acusó a la policía de matar a tiros a nueve personas en la región semiautónoma de Zanzíbar. Por su parte, la policía dijo que partidarios del partido en el gobierno habían matado a tiros a dos personas en un mitin en un poblado nororiental. El partido en el gobierno no respondió a peticiones de comentarios.