Funcionarios: mueren 3 en ataque cerca de base en Afganistán

al 30 de septiembre, no bajó el número de víctimas civiles documentadas causadas por los bandos implicados en el diálogo con respecto a las semanas anteriores, agregó el reporte.

al 30 de septiembre, no bajó el número de víctimas civiles documentadas causadas por los bandos implicados en el diálogo con respecto a las semanas anteriores, agregó el reporte.

Las conversaciones de paz necesitarán un tiempo para ayudar a lograr la paz. Pero las partes pueden priorizar de forma inmediata las discusiones y tomar pasos adicionales urgentes, que llevan un franco retraso, para frenar el terrible daño a los civiles", aseguró Deborah Lyons, representante especial del secretario general para Afganistán.

Según el informe, más de cuatro de cada 10 fallecidos civiles eran mujeres o niños.

Los insurgentes siguen siendo los responsables de la mayoría de las víctimas civiles, agregó la ONU. La cifra general de víctimas civiles atribuidas a los talibanes bajó un 32% debido principalmente a la reducción en el número de heridos en ataques suicidas y terrestres.

Las fuerzas de seguridad afganas causaron el 23% de todas las víctimas civiles, un dato similar al registrado en los nueve primeros meses de 2019.

Los incidentes se produjeron en medio de un repunte de los ataques. Afganistán afirmó el domingo que mató a un importante propagandista de Al Qaeda, que figuraba en una lista de más buscados del FBI, durante una operación en el este del país, demostrando que los grupos insurgentes siguen presentes allí mientras las fuerzas de Estados Unidos trabajan para retirarse de la guerra más larga librada nunca por su país en medio de un continuo derramamiento de sangre.

La supuesta muerte de Husam Abd al-Rauf, también conocido por su nombre de guerra Abu Muhsin al-Masri, se produce tras semanas de violencia, incluyendo un ataque suicida perpetrado por el grupo extremista Estado Islámico contra un centro educativo de Kabul que mató a 24 personas el sábado.