Irán convoca a diplomático francés por comentarios de Macron

Irán convocó el martes a un diplomático francés, en protesta por lo que describió como el apoyo de Francia a la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, según indicaron el martes medios e...

Irán convocó el martes a un diplomático francés, en protesta por lo que describió como el apoyo de Francia a la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, según indicaron el martes medios estatales. La respuesta de Francia a la decapitación de un maestro ha tenido repercusiones negativas en el extranjero.

Un funcionario del Ministerio iraní de Exteriores indicó al diplomático galo que la respuesta de París al asesinato había sido poco sabia, según el reporte de la televisora estatal. El funcionario iraní lamentó que Francia permitiera el odio contra el islam disfrazado de apoyo a la libertad de expresión, indicó la televisora.

Varios países de mayoría musulmana en Oriente Medio y otros lugares han respondido con indignación a los comentarios del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que la semana pasada se negó a condenar la publicación o exhibición de caricaturas del profeta Mahoma. Un joven de 18 años de origen checheno decapitó el 16 de octubre cerca de París a un maestro que había mostrado caricaturas de Mahoma en clase.

Francia considera que la sátira religiosa está amparada por la libertad de expresión, mientras que muchos musulmanes consideran como una grave ofensa cualquier contenido percibido como un ataque a su profeta.

Una influyente asociación de clérigos en la ciudad iraní de Qom también instó al gobierno el lunes por la noche a condenar a Macron por sus declaraciones e hizo una llamada a naciones musulmanas a imponer sanciones políticas y económicas sobre Francia. El conservador diario iraní Vatan-e Emrooz mostró a Macron caracterizado como el diablo y le llamó Satán en una caricatura en su portada el martes.

En Arabia Saudí, la estatal Agencia Saudí de Prensa emitió un comunicado el martes citando a un funcionario anónimo del Ministerio de Exteriores, afirmando que el reino rechaza cualquier intento de asociar al Islam con el terrorismo, y denuncia las caricaturas ofensivas del profeta. La agencia transmitió el despacho en su servicio en árabe, pero en un principio no lo ofreció en sus servicios en inglés o francés.

Comercios kuwaitíes ya habían retirado yogures y botellas de agua con gas francesas de sus estantes, la Universidad de Qatar canceló una semana dedicada a la cultura francesa y una campaña llamando a boicotear la cadena de supermercados francesa Carrefour era tendencia en medios sociales en Arabia Saudí y Emiratos írabes Unidos.

Se han registrado protestas en Irak, Turquía y la Franja de Gaza, y el parlamento paquistaní aprobó una resolución condenando la publicación de caricaturas del profeta.