Medicamento de Eli Lilly contra COVID-19 no pasa prueba

Funcionarios del gobierno de Estados Unidos finalizaron anticipadamente un estudio que realizaba pruebas a un medicamento de Eli Lilly elaborado con anticuerpos en personas hospitalizadas con COVID-19...

Funcionarios del gobierno de Estados Unidos finalizaron anticipadamente un estudio que realizaba pruebas a un medicamento de Eli Lilly elaborado con anticuerpos en personas hospitalizadas con COVID-19 debido a que al parecer no ayudaba a los pacientes.

Observadores independientes habían suspendido las inscripciones al estudio hace dos semanas por un posible problema de seguridad. Pero el lunes, el Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas, que patrocina el estudio, señaló que una revisión a fondo no verificó un problema de seguridad pero encontró una muy baja probabilidad de que el fármaco resulte benéfico para los pacientes hospitalizados.

Se trata de un revés para una de las técnicas más promisorias en el combate al COVID-19. El presidente Donald Trump recibió un fármaco experimental similar de Regeneron Pharmaceuticals Inc., elaborado con con dos tipos de anticuerpos, cuando enfermó de coronavirus a principios de este mes.

En un comunicado, Lilly destacó que el gobierno continúa con un estudio separado de pruebas a un fármaco de anticuerpos para pacientes con cuadros moderados, con el fin de prevenir la hospitalización y que se enfermen de gravedad. La compañía también prosigue con sus propios estudios del medicamento, que está siendo desarrollado en colaboración con la compañía canadiense AbCellera.

Los anticuerpos son proteínas que fabrica el cuerpo cuando se presenta una infección; se unen al virus y ayudan a eliminarlo. Los medicamentos experimentales son versiones concentradas de uno o dos anticuerpos específicos que tuvieron los mejores desempeños contra el coronavirus en pruebas de laboratorio y en animales.

Lilly y Regeneron han solicitado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus iniciales en inglés) que se les otorgue autorización de uso de emergencia para sus fármacos contra el COVID-19 mientras continúan sus estudios en etapa final.

Lilly señaló que su solicitud se basa en otros resultados que dejan entrever que el medicamento ayuda a pacientes que no están hospitalizados, y seguirá solicitando el permiso de la FDA para uso de emergencia.