Premios Olivier se celebran pese a cierre de teatros

por su la gira de su monólogo por su cumpleaños 80, que hizo antes de la pandemia por Gran Bretaña con el fin de recaudar fondos para teatros regionales. El coreógrafo Matthew Bourne recibió su n...

por su la gira de su monólogo por su cumpleaños 80, que hizo antes de la pandemia por Gran Bretaña con el fin de recaudar fondos para teatros regionales. El coreógrafo Matthew Bourne recibió su noveno Olivier, un récord, junto con su colaborador Stephen Mears, por su ágil trabajo en Mary Poppins.

Leopoldstadt de Tom Stoppard, que retrata el Holocausto a través de una familia judía vienesa, fue nombrada mejor obra nueva. El trofeo al mejor musical fue para Dear Evan Hansen.

La producción del director Jamie Lloyd de Cyrano de Bergerac, protagonizada por James McAvoy, fue nombrada mejor reposición, mientras que la producción dirigida por Trevor Nunn de Fiddler on the Roof (El violinista en el tejado) se llevó el premio a la mejor reposición de un musical.

Gran Bretaña levantó su cierre en junio, pero todavía tiene límites estrictos para reuniones sociales con el fin de reducir una nueva ola de infecciones de coronavirus. Un puñado de teatros han reabierto para ofrecer presentaciones ante un público reducido y con medidas de distanciamiento social, pero muchos siguen cerrados y dependen de los fondos de emergencia del gobierno para mantenerse a flote.

Los organizadores dijeron que probablemente los próximos premios no se celebrarán sino hasta 2022, pues se han presentado muy pocas obras este año.

La esposa del príncipe Carlos, Camila, duquesa de Cornualles, entregó al letrista Don Black un premio Olivier especial por seis décadas de carrera en las que escribió letras para musicales de Andrew Lloyd Webber como Sunset Boulevard y Starlight Express, así como temas de James Bond como Thunderball y Diamonds Are Forever.

Camila, quien grabó su participación en el teatro Palladium de Londres el martes, dijo que las hermosas letras de Black se han convertido en parte del tejido de nuestras vidas.

La duquesa pidió a aquellos que trabajan en el teatro que por favor sigan resistiendo, los necesitamos y los extrañamos.