Australia protesta por revisiones a varias viajeras en Qatar

Australia condenó el lunes el tratamiento que recibieron de las autoridades cataríes las pasajeras de un vuelo a Sydney, que fueron sometidas a exámenes ginecológicos después de que un bebé reci...

Australia condenó el lunes el tratamiento que recibieron de las autoridades cataríes las pasajeras de un vuelo a Sydney, que fueron sometidas a exámenes ginecológicos después de que un bebé recién nacido fuera abandonado en un aeropuerto de Doha.

Las mujeres, incluidas 13 australianas, fueron examinadas el 2 de octubre en el Aeropuerto Internacional Hamad, después de que el vuelo 908 de Qatar Airways a Sydney fuera retrasado.

El departamento australiano de Exteriores describió el trato que recibieron las mujeres como inapropiado y más allá de las circunstancias en las que podían dar un consentimiento libre e informado.

Esto es una sucesión de hechos sumamente, sumamente preocupante, ofensiva, perturbadora, dijo a la prensa la ministra de Exteriores, Marise Payne. En mi vida había oído que ocurriera esto, en ningún contexto. Hemos dejado muy clara a las autoridades cataríes nuestra opinión sobre este asunto.

Australia esperará a recibir un reporte del gobierno catarí antes de determinar los próximos pasos, dijo Payne.

El asunto fue reportado a la Policía Federal australiana, señaló, sin detallar qué acciones podría tomar la policía. La policía no respondió a una petición de comentarios.

El bebé seguía sin identificar y estaba atendido por trabajadores médicos y sociales, según un comunicado del aeropuerto enviado a The Associated Press.

Profesionales médicos estaban preocupados por la salud de la madre y habían solicitado que fuera localizada, según el comunicado. Se solicitó a las personas que tenían acceso a una zona concreta del aeropuerto donde se encontró el neonato que asistieran en la búsqueda, añadió el texto.

El comunicado del aeropuerto no reconoció los exámenes forzosos.

Las mujeres fueron examinadas en una ambulancia estacionada en la pista del aeropuerto, según Seven Network News.

Wolfgang Babeck, que regresaba a su casa en Australia en el vuelo, dijo que las mujeres fueron sacadas del avión independientemente de su edad.

Cuando volvieron, la mayoría o probablemente todas estaban afectadas. Una de ellas lloraba, una joven, y la gente no podía creer lo que había ocurrido, dijo Babeck.

Me dijeron que habían tenido que quitarse la ropa interior por debajo y después se había comprobado si habían dado a luz, dijo Babeck.

Los pasajeros están ahora haciendo cuarentenas de 14 días en hoteles de Sydney, dentro de las medidas contra el coronavirus.

Qatar Airway y el gobierno catarí no respondieron a peticiones de comentarios de The Associated Press el lunes.

En Qatar, como en buena parte de Oriente Medio, el sexo fuera del matrimonio es un delito penal. En el pasado, trabajadoras inmigrantes han ocultado sus embarazos e intentado viajar al extranjero para dar a luz. Otras han abandonado a sus bebés de forma anónima para evitar penas de prisión.

Qatar, un pequeño país rico en petróleo en la Península Arábiga, es la base de la estatal Qatar Airways, que al igual que Etihad y Emirates aprovecha su ubicación para crear un importante núcleo de conexiones en los viajes entre Oriente y Occidente. Su moderno aeropuerto de Hamad es la base de operaciones de Qatar Airways y pronto recibirá a os viajeros que asistan al Mundial de Fútbol de 2022.

___

El periodista de Associated Press Jon Gambrell en Dubai, Emiratos írabes Unidos, contribuyó a este despacho.