Francia denuncia "propaganda" turca en su contra

Las autoridades de Francia denunciaron el domingo la propaganda turca contra el país galo que dijeron pretende azuzar el odio a nivel interno y en el extranjero, y pidieron que las exhortaciones para...

Las autoridades de Francia denunciaron el domingo la propaganda turca contra el país galo que dijeron pretende azuzar el odio a nivel interno y en el extranjero, y pidieron que las exhortaciones para boicotear los productos franceses cesen de inmediato, diciendo que tales ataques son obra de una minoría radical.

Mientras tanto, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan volvió a insultar a su homólogo francés Emmanuel Macron por condonar caricaturas del profeta Mahoma en una creciente disputa que podría adquirir un cariz de alto riesgo.

Un día después de decir que Macron necesitaba un tratamiento de salud mental, Erdogan manifestó el domingo que el líder francés ha perdido el rumbo.

En una medida inusual, Francia anuncio el sábado que convocaría a su embajador a consultas.

A la serie de comunicaciones de ida y vuelta, ánimos que se caldean rápidamente y preocupaciones de las autoridades francesas en torno a las ramificaciones de sus políticas sobre la libertad de expresión, Macron añadió una más, al tuitear el domingo por la noche en inglés y árabe: No cederemos, jamás". Pero también manifestó: Respetamos todas las diferencias en un espíritu de paz.

En otro tuit, el mandatario afirmó en letra negrita: Somos uno. En un conteo reciente, la versión árabe tenía 28.000 comentarios, muchos de ellos insultantes. Incluían fotografías de Macron con la huella de un zapato estampada en el rostro.

La cancillería francesa afirmó en un mensaje el domingo por la noche que sus diplomáticos se estaban movilizando para pedirle a países donde se estaban organizando boycots o exhortaciones al odio que no las respaldaran, y que proporcionaran garantías de que los ciudadanos franceses estarán a salvo.

En numerosos países de Medio Oriente, las exhortaciones a boicotear productos franceses... y de manera más general, las peticiones para manifestarse en contra de Francia, en ocasiones en términos llenos de odio, han sido retransmitidas en las redes sociales", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores francés, y añadió que ese tipo de llamamientos desnaturalizan las posiciones de París en torno a la libertad de consciencia y de expresión.