Presidente de Seychelles sufre inesperado revés electoral

Las elecciones presidenciales de Seychelles tuvieron un resultado inesperado cuando la comisión electoral declaró ganador el domingo al veterano líder opositor Wavel Ramkalawan, sobre el actual man...

Las elecciones presidenciales de Seychelles tuvieron un resultado inesperado cuando la comisión electoral declaró ganador el domingo al veterano líder opositor Wavel Ramkalawan, sobre el actual mandatario, Danny Faure. El partido gobernante perdió el poder por primera vez desde 1977.

Ramkalawan, un sacerdote de 59 años que se ha dedicado en gran parte a la política, obtuvo el 54% de los votos en la nación insular del Océano índico, mientras que Faure recibió el 43%, indicó el presidente de la comisión Danny Lucas, que describió la pugna como muy competida.

El señor Faure y yo somos muy buenos amigos, y unas elecciones no suponen el final de la contribución de uno a su madre patria, dijo el líder opositor, que se ha presentado seis veces a las elecciones, poco después del anuncio. Prometió un estilo consultivo y sin interferencias del ejecutivo en la labor de las instituciones del estado.

Faure aceptó la derrota y añadió Les deseo lo mejor a todos ustedes, indicó la Seychelles News Agency. El presidente saliente prometió seguir viviendo en el país, y dijo que estaría disponible para ofrecer consejo.

Estaba previsto que el nuevo presidente jurase el cargo el lunes.

El partido de Ramkalawan también obtuvo una mayoría de más de dos tercios en la Asamblea General, indicó la agencia de noticias.

La participación fue del 75% en el archipiélago de algo menos de 100.000 habitantes, donde la economía, muy dependiente del turismo, ha sufrido un duro golpe en la pandemia del coronavirus.

Estados Unidos y otros países felicitaron rápidamente a los ciudadanos de Seychelles por las elecciones pacíficas.

Estados Unidos felicitó a Ramkalawan, señalando que su victoria histórica demuestra que Seychelles se ha convertido en una nación democrática auténtica. La historia del país incluye un régimen monopartidista, un golpe de Estado en 1977 y un intento de golpe en 1981.

Faure, que ha hecho hincapié en los peligros del cambio climático y la necesidad de proteger naciones insulares como la suya, asumió la presidencia en 2016 después de la renuncia del veterano presidente James Michel, tras la derrota de su partido Seychelles Unidas en las elecciones parlamentarias ante una coalición opositora.