Alza de contagios influye en la contienda por la Casa Blanca

y se burló de su contrincante Joe Biden por agitar la alarma de la pandemia.

y se burló de su contrincante Joe Biden por agitar la alarma de la pandemia.

Biden, por su parte, lamentó ante una concurrencia más pequeña la necesidad de hacer campaña manteniendo el distanciamiento social, pero señaló que entendía las razones de salud pública detrás de esa situación.

En momentos en que los contagios de coronavirus alcanzan su cifra más alta de la pandemia a medida que se entra en la recta final de las elecciones, Trump y Biden mostraron enfoques dispares ante la crisis de salud pública para allegarse los votos en los estados indecisos.

No queremos convertirnos en surpertransmisores, dijo Biden durante un acto al que sus simpatizantes acudieron en coche en el condado Bucks, en Pensilvania, y en el que utilizó ese término para describir la ceremonia en la Rosaleda de la Casa Blanca a finales de septiembre en la que Trump anunció a su más reciente postulada para la Corte Suprema.

Más de dos docenas de personas vinculadas con la Casa Blanca han contraído COVID-19 desde esa reunión, incluido personal del equipo de campaña.

El exvicepresidente insistió en que Trump mostraba una peligrosa indiferencia ante el incremento de las infecciones y buscó reforzar su candidatura con la presencia de la leyenda del rock Jon Bon Jovi, que actuó antes que el demócrata subiera al escenario en un segundo evento con simpatizantes en coche en el condado Luzerne, en Pensilvania.

Por su parte, en Lumberton, Carolina del Norte, Trump se burló de Biden, a quien describió como un tipo inspirador por agitar la alarma de la pandemia. El presidente dijo haber visto el evento de Biden en el condado Bucks mientras viajaba en avión a Carolina del Norte e hizo la observación sarcástica de que al parecer los asistentes, que permanecieron en sus vehículos, no respetaron adecuadamente el distanciamiento social.

En sus actos de campaña, Trump ha censurado a la prensa por centrarse en el virus, que hasta ahora ha cobrado cerca de 224.000 vidas en Estados Unidos.

Siempre lo mismo, casos, casos y más casos. No hablan de las muertes, afirmó Trump ante una multitud de miles de personas durante un acto político al aire libre en Circleville, Ohio, donde pocos utilizaban mascarillas a pesar de que estaban sentados casi juntos unos con otros.

___

Colvin informó desde Circleville, Ohio, y Madhani desde Washington.