R. Checa bate nuevo récord: suma 15.000 contagios diarios

Los contagios por coronavirus alcanzaron un nuevo máximo en República Checa y superan por primera vez los 15.000 diarios.

Los contagios por coronavirus alcanzaron un nuevo máximo en República Checa y superan por primera vez los 15.000 diarios.

Según los datos del Ministerio de Salud, el país, uno de los más golpeados por la segunda ola de la pandemia en Europa, registró 15.252 positivos más el viernes. Su anterior récord, 14.968 infecciones, se había alcanzado el miércoles.

El repunte de los contagios se mantiene desde hace dos meses a pesar del aumento de las restricciones, que incluyen limitaciones al movimiento, cierre de tiendas, escuelas y restaurantes, la suspensión de las competiciones deportivas y la prohibición de reuniones de más de dos personas. El uso de la mascarilla es obligatorio tanto en espacios al aire libre como en autos.

El número de pacientes de COVID-19 hospitalizados superó los 5.000 por primera vez, elevando la presión sobre el sistema de salud público.

República Checa tiene más de 238.300 casos de coronavirus confirmados, de los cuales más de 78.000 se reportaron en los últimos siete días, 1.971 muertes relacionadas.

Además, el presidente de Polonia, el conservador Andrzej Duda, dio positivo al coronavirus, anunció su vocero el sábado. El líder, de 48 años, se encuentra bien y aislado tras dar positivo en una prueba en la víspera, explicó Blazej Spychalski en Twitter.

El diagnóstico de Duda se produce en pleno repunte de casos y decesos por COVID-19 en Polonia, una nación donde la primera ola de la pandemia tuvo poca incidencia esta primavera.

Las altas tasas de infección están llevando al frágil sistema de salud pública polaco al límite. Los doctores señalan que los pacientes no solo fallecen por coronavirus, sino también por otras enfermedades que los desbordados hospitales no pueden tratar. El gobierno se prepara para abrir hospitales de campaña, pero no sabe si encontrará personal suficiente para ellos.

Duda visitó el viernes el Estadio Nacional de Varsovia, que se está transformando en hospital de campaña, y se reunió con Iga Swiatek, la tenista polaca de 19 años que ganó Roland Garros a principios de mes.

El gobierno polaco impuso nuevas restricciones el sábado, que se acercan mucho a un confinamiento, con la esperanza de controlar el brote.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores de Eslovenia anunció el sábado que su titular, Anze Logar, dio positivo al coronavirus. El político no muestra síntomas y estará aislado los próximos 10 días.

Según la agencia noticiosa oficial, STA, Logar viajó a los países bálticos a principios de semana y participó en una reunión de cancilleres de la Unión Europea en Luxemburgo antes este mes.

Eslovenia sufre un repunte en los contagios, con más de 1.500 diarias en un país de dos millones de habitantes. Los comercios no esenciales, las guarderías y los hoteles cerraron el sábado luego de que las autoridades impusieron un toque de queda nocturno en un esfuerzo por frenar la propagación del virus.