Oposición haitiana exige reforma electoral

Ocho candidatos en las elecciones presidenciales del mes pasado están exigiendo una profunda reforma al sistema electoral y en otras entidades públicas, y aseguran que de lo contrario, se debe crear...

Ocho candidatos en las elecciones presidenciales del mes pasado están exigiendo una profunda reforma al sistema electoral y en otras entidades públicas, y aseguran que de lo contrario, se debe crear un gobierno de transición y convocar a nuevas elecciones.

Entre los que firmaron la declaración, difundida la tarde del domingo, está Jude Celestin, quien llegó en segundo lugar y por lo tanto irá a una segunda vuelta con el candidato oficialista, Jovenel Moise, el 27 de diciembre, aunque las nuevas exigencias dejan en duda si el proceso se concretará.

Los candidatos, agrupados en lo que llaman "El Grupo de los Ocho", que incluye siete de los candidatos que más votos obtuvieron en las elecciones del 25 de octubre, expresaron que "sin cambios profundos ... elecciones justas, libres e imparciales" no podrán celebrarse mientras esté en el poder el presidente Michel Martelly.

Añadieron que sería necesario nombrar una junta de gobierno de transición que apruebe una nueva constitución, implemente diversas reformas y organice unas elecciones "confiables" en 24 meses. No dieron detalles de cómo se nombraría tal comisión.

Los opositores han exigido un recuento de los votos, denunciando que hubo "un fraude masivo" a favor de Moise. Pero las autoridades electorales afirman que las elecciones fueron justas y que en todo caso carecen de la autoridad para nombrar a una comisión independiente que verifique los resultados.

Moise y su partido Tet Kale condujeron una campaña bien financiada aunque niegan que manipularon las urnas o el conteo de votos.

El Consejo Electoral dijo que Moise obtuvo casi el 33% de los votos frente al 25% de Celestin.

Muchos haitianos esperaban que las elecciones resolverían años de estancamiento político, pero en lugar de ello los disputados resultados sólo han agravado las tensiones y han desatado protestas callejeras.

Una reciente encuesta del grupo independiente Instituto Igarape halló que hay una desconfianza generalizada hacia los comicios de octubre. Una delegación de observadores estadounidenses, de miembros del Colegio de Abogados de Estados Unidos y de la Asociación Internacional de Abogados Democráticos, dijo que la votación "estuvo muy por debajo de los estándares mínimos de para unas elecciones justas":

Sin embargo observadores de la Organización de Estados Americanos dijeron que los resultados preliminares se ajustan a lo que pudieron ver el día de las elecciones.

Bajo la ley haitiana, si un candidato que debía participar en la segunda vuelta se retira, debe ser reemplazado por el que le siguió en cantidad de votos.

En este caso ese sería el ex senador Moise Jean-Charles, quien pertenece a la alianza opositora. El cuarto favorito, Maryse Narcisse del partido Fanmi Lavalas fundado por el ex presidente Jean-Bertrand Aristide, no integra la coalición opositora.

La nueva constitución haitiana establece que el primer ministro debe estar a cargo de cualquier gobierno de transición.

___

David McFadden está en Twitter:

http://twitter.com/dmcfadd