Promesa de vacuna, una cuestión electoral en estado de India

La promesa de la vacunación gratuita contra el COVID-19 se ha convertido en un asunto de campaña en unas elecciones estatales clave en India.

La promesa de la vacunación gratuita contra el COVID-19 se ha convertido en un asunto de campaña en unas elecciones estatales clave en India.

La ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman, realizó la promesa en la presentación del manifiesto del gobernante partido nacionalista hindú para las elecciones que comenzarán en el estado de Bihar la próxima semana.

Cada residente en la región recibirá la vacuna contra el coronavirus de forma gratuita cuando esté disponible, afirmó, añadiendo que al menos tres están en su última fase de ensayos y van a producirse en el país.

La promesa enojó al Congregso y a otros partidos de la oposición, que acusaron a la formación del primer ministro, Narendra Modi, de politizar la pandemia y de jugar con los miedos de la población.

Bihar es el tercer estado más poblado del país con alrededor de 122 millones de habitantes.

India reportó menos de 60.000 nuevos casos por quinto día consecutivo el viernes, con 54.366 nuevas infecciones.

Con más de 7,7 millones de contagios confirmados, India es el segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, por detrás de Estados Unidos, aunque el ritmo nuevos casos se ha ralentizado en las últimas semanas. Modi y otros políticos han pedido a la población que mantenga las precauciones durante las festividades religiosas.

El Ministerio de Salud reportó 690 decesos en las últimas 24 horas para un total de 117.306 muertes.

Por otra parte, Corea del Sur anunció el viernes su mayor incremento de casos en más de 40 días por la subida de los contagios en hospitales y centros de mayores. Una residencia de ancianos en Namyangju, al este de Seúl, fue puesta bajo aislamiento luego de que más de 30 trabajadores y residentes dieron positivo al virus. Alrededor de 120 infecciones han sido relacionadas con un hospital de la cercana Gwangju.

Los 155 nuevos casos anunciados el viernes por la Agencia para el Control y Prevención de Enfermedades surcoreana, elevaron el total nacional a 25.698, con 455 muertos.

El ritmo al que se propaga el virus preocupa en un país que alivió sus medidas de distancia social hace una semana para remolcar a su débil economía. Negocios de alto riesgo como clubes de ocio nocturnos y bares de karaoke reabrieron sus puertas y los aficionados regresaron a las gradas de los deportes profesionales.