Demócratas boicotearán votación sobre jueza Amy C. Barret

Los senadores demócratas se aprestan a boicotear la votación del jueves sobre la jueza Amy Coney Barrett en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado, pero poco pueden hacer para impedir que los...

Los senadores demócratas se aprestan a boicotear la votación del jueves sobre la jueza Amy Coney Barrett en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado, pero poco pueden hacer para impedir que los republicanos ratifiquen antes de las elecciones a esa magistrada nominada por el presidente Donald Trump a la Corte Suprema.

Los demócratas en el panel se rehúsan a participar en la sesión y votación programadas, según dos colaboradores que solicitaron el miércoles el anonimato para hablar sobre los planes. Se prevé que la Comisión de Asuntos Jurídicos, controlada por los republicanos, prosiga y cambie las reglas si es necesario para recomendarle al pleno del Senado la postulación de Barett. Los senadores están planeando una sesión extraordinaria de fin de semana para impulsar la confirmación de la jueza de 48 años de edad el lunes.

No hay precedente en la historia del Senado para confirmar a un ministro de la Corte Suprema en una fecha tan cercana a unas elecciones, dijo el líder demócrata de la cámara alta, Chuck Schumer.

La verdad es que la mayoría republicana está perpetrando el proceso más apresurado, más partidista y menos legítimo en la larga historia de las nominaciones a la Corte Suprema, agregó.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dispuso la ratificación de Barrett por la vía rápida tras el fallecimiento el mes pasado de la ministra Ruth Bader Ginsburg.

Debido a que los republicanos tienen mayoría de 53-47 en el Senado, es casi segura la ratificación de Barrett, actualmente jueza de una corte de apelaciones. Boicotear la audiencia de la comisión no frenará el proceso, sino que podría obligar a los republicanos del panel a alterar las reglas para realizar el trámite de ratificación.

Dos senadores republicanos han objetado la veloz votación, pero los miembros de ese partido cuentan con los votos para seguir adelante. Los demócratas no pueden detener el proceso, pero están recurriendo a diversas estrategias para demorarlo.

Barrett, que se ha pronunciado contra el aborto y un fallo judicial sobre la Ley de Cuidado de Salud Asequible, se enfila a garantizar una mayoría conservadora de 6-3 en la Corte Suprema para los próximos años.