Entrevista AP: Ataques en París, nueva guerra global: Irak

La oleada de atentados suicidas que aterrorizaron París en la que algunos atacantes se hicieron volar con bombas mientras otros disparaban contra personas marca un nuevo hito en la guerra al...

La oleada de atentados suicidas que aterrorizaron París en la que algunos atacantes se hicieron volar con bombas mientras otros disparaban contra personas marca un nuevo hito en la guerra al extremismo, el cual no dejará indemne a país alguno, afirmó el domingo el ministro iraquí del exterior.

En entrevista con The Associated Press, el ministro del exterior Ibrahim al-Jaafari dijo que Irak sabe desde hace tiempo que los extremistas del Estado Islámico representan un peligro fundamental y que con los ataques del 13 de noviembre contra personas inocentes que disfrutaban la noche fuera de sus casas esa organización mostró a Occidente su determinación para sembrar el miedo con el asesinato de tantas personas como fuera posible.

Un total de 130 personas perdieron la vida y centenares resultaron heridas en los atentados contra la sala de conciertos Bataclan, bares, restaurantes y el estadio nacional.

"El mundo tardó demasiado en reaccionar contra Daesh y al Qaeda. En 2004, hace 11 años, dije que el terrorismo no tenía religión, ni país ni creencias particulares. Y en 2012, dije que estábamos en una tercera guerra mundial. Ahora, todos verán que ningún país puede vivir en paz, en tranquilidad", dijo al-Jaafari. Daesh son las siglas en árabe del grupo Estado Islámico, que según el canciller, es totalmente ajeno al Islam.

Al-Jaafari hizo sus declaraciones al margen de las negociaciones internacionales sobre el clima en las que participarán más de 140 gobernantes y funcionarios del más alto rango de diversos países. Dijo que su decisión de asistir a la conferencia global es una señal de la solidaridad y confianza en la capacidad de Francia para proteger a las personas al más alto nivel.

Ahora los países deben tomar la iniciativa en el combate al grupo Estado Islámico, agregó.

Confirmó que Irak había advertido a Francia y otras naciones la noche del 12 de noviembre sobre un ataque inminente, aun si había pocos detalles disponibles, y señaló que los servicios de inteligencia de su país han redoblado sus medidas de seguridad.

El ministro no se dijo sorprendido de que los atacantes fueran identificados como franceses o belgas y que muchos se integraran a los extremistas del grupo Estado Islámico que, afirmó, se ha convertido en plataforma internacional propicia para el extremismo.