Renuncia legislador de Brasil investigado en robo de fondos

Un legislador brasileño renunció a su cargo como representante del gobierno del presidente Jair Bolsonaro en el Senado luego de un cateo en su casa como parte de una investigación sobre el robo de ...

Un legislador brasileño renunció a su cargo como representante del gobierno del presidente Jair Bolsonaro en el Senado luego de un cateo en su casa como parte de una investigación sobre el robo de fondos para el combate al COVID-19.

La policía federal se centró en el senador del estado de Roraima, Chico Rodrigues, en la pesquisa de la auditoría general por presunta malversación de 20 millones de reales brasileños (3,5 millones de dólares), informó el Ministerio de Comunicaciones de Brasil en un comunicado emitido el jueves.

Rodrigues renunció como representante del gobierno de Bolsonaro en el Senado, de acuerdo con la gaceta oficial de la nación.

Importantes periódicos brasileños, entre ellos Folha de S. Paulo y Estado de S. Paulo, publicaron que la policía halló 100.000 reales (17.836 dólares) en el hogar de Rodrigues el miércoles, de los cuales, 30.000 reales (5.346 dólares) estaban ocultos en la ropa interior que el senador traía puesta en ese momento.

Los diarios citaron fuentes que hablaron a condición de mantener el anonimato, y las cuales The Associated Press no pudo verificar de forma independiente. El artículo fue reportado por primera vez por Crusoe, un sitio de noticias en línea.

Mi hogar fue invadido por hacer mi trabajo como legislador: obtener recursos para el Estado para combatir el COVID-19, aseguró Rodrigues en un comunicado. Yo creo en la justicia y demostraré que no tengo nada que ver con algún acto ilícito.

La policía federal también se negó a confirmar detalles del caso debido a que la investigación continúa bajo sello.

Bolsonaro ganó la presidencia en gran parte debido a su promesa de enfrentar la delincuencia y la corrupción. Sin embargo, su trabajo en el combate a la delincuencia ha enfrentado escepticismo después de que su ministro de Justicia, Sergio Moro, renunció al cargo este año al señalar que Bolsonaro había tratado de intervenir inadecuadamente en la policía federal. También hay pesquisas en curso bajo las que se investiga a los hijos de Bolsonaro, que son legisladores.