ONU pide a Colombia más protección para excombatientes FARC

Naciones Unidas calificó el miércoles de alarmante el número de asesinatos de excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y urgió al gobierno de ese país a destinar f...

Naciones Unidas calificó el miércoles de alarmante el número de asesinatos de excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y urgió al gobierno de ese país a destinar fondos para reducir la larga lista de pedidos acumulados de protección a exguerrilleros.

El enviado de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz, destacó durante una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la necesidad de luchar contra la impunidad de estos crímenes y llevar a sus autores intelectuales ante la justicia.

Debería darse prioridad a enviar personal y recursos a la Unidad de Protección Nacional para eliminar la acumulación de solicitudes pendientes de protección para excombatientes, dijo Ruiz en una reunión realizada de forma virtual debido a la pandemia del COVID-19.

El Consejo de Seguridad revisa trimestralmente la situación del proceso de paz en Colombia. Las FARC firmaron un acuerdo de paz con el gobierno en 2016 para acabar con más de medio siglo de conflicto armado.

El proceso de paz avanza, pero la ONU ha descrito a menudo como preocupante la violencia que existe en el país contra líderes sociales, defensores de los derechos humanos y excombatientes por parte de grupos armados ilegales.

La ONU señaló en un informe reciente que en lo que va del año unos 50 excombatientes de las FARC han sido asesinados. Desde el acuerdo de paz, la misión de verificación de la ONU ha reportado 297 ataques contra excombatientes, incluyendo 224 asesinatos de exguerrilleros.

El miércoles Ruiz urgió a finalizar e implementar una política pública diseñada por la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad en Colombia que busca desmantelar a grupos armados ilegales y organizaciones criminales. El trabajo de los dos últimos años de esta comisión, dijo Ruíz, debería traducirse en la pronta finalización de esta política pública crucial, y más importante aún, su rápida implementación".

Ruiz describió como un éxito el hecho de que líderes de las FARC admitieran recientemente su responsabilidad en delitos cometidos durante el conflicto.

(Eso) demuestra de forma poderosa que el proceso de paz está empezando a cumplir su promesa de dar luz a los horrores del pasado, lo que es esencial para ofrecer consuelo a la sociedad colombiana, dijo el funcionario de la ONU.

El mes pasado líderes del partido político nacido de la exguerrilla pidieron perdón a las víctimas de secuestros y a sus familiares.

El gesto no es suficiente para la canciller colombiana Claudia Blum, quien participó en la reunión del miércoles, y destacó que Colombia necesita que los miembros del partido FARC expongan la verdad y reconozcan su responsabilidad por el reclutamiento de niños y niñas, ataques contra poblaciones, siembra de minas antipersonal, desapariciones forzadas y que además informen sobre rutas del narcotráfico y lavado de dinero.

Blum destacó que es fundamental que la misión de verificación de la ONU enfatice en la necesidad de que los excombatientes contribuyan a que se imparta justicia y se efectúe reparación.

El Consejo de Seguridad extendió recientemente el mandato de la misión de la ONU de verificación del acuerdo de paz hasta el 25 de septiembre de 2021.

A pesar de las críticas, el Consejo apoya el proceso de paz. En los informes trimestrales de la organización se destacan avances, como las cooperativas de trabajo en las que participan excombatientes y el hecho de que la mayoría de ellos se ha unido al proceso de reintegración.

Blum enfatizó el miércoles que la seguridad y protección de excombatientes, defensores de los derechos humanos y líderes sociales y políticos, sigue siendo nuestro mayor desafío.

El gobierno ha acogido recomendaciones de la misión, con miras a fortalecer la estrategia de prevención, la gestión del riesgo, la seguridad y la protección, dijo la canciller.