Barrett no dice si separación de familias migrantes está mal

argumentando la necesidad de independencia del poder judicial.

argumentando la necesidad de independencia del poder judicial.

El gobierno de Trump separó a más de 2.500 niños migrantes de sus padres en la frontera sur del país durante la primavera y verano de 2018. La práctica fue ampliamente considerada como inhumana por dirigentes, legisladores y grupos religiosos de todo el mundo, incluido el papa Francisco.

Investigaciones posteriores concluyeron que probablemente miles más fueron separados de sus familias, pero la falta de registro del gobierno hizo imposible saber realmente cuántos. El gobierno sigue enfrentando un proceso en los tribunales en torno a la política.