EEUU: Corte Suprema evita que censo se alargue a fin de mes

La Corte Suprema de Estados Unidos emitió el martes una orden que impide que el censo de población, que se realiza una vez cada década, se prolongue hasta finales de octubre.

La Corte Suprema de Estados Unidos emitió el martes una orden que impide que el censo de población, que se realiza una vez cada década, se prolongue hasta finales de octubre.

El gobierno del presidente Donald Trump había solicitado al máximo tribunal de la nación que suspendiera la orden de un tribunal de distrito que permitía que el censo 2020 continuara hasta finales del mes. El gobierno estadounidense argumentó que el recuento debía terminar inmediatamente para que la Oficina del Censo tuviera tiempo suficiente para hacer los cálculos antes del plazo de fin de año impuesto por el Congreso para entregar las cifras utilizadas para decidir cuántos escaños recibe cada estado.

Una coalición de gobiernos locales y grupos de derechos civiles habían demandado al gobierno de Trump, bajo el argumento de que las minorías étnicas del país y otras personas en comunidades difíciles de contabilizar quedarían fuera del censo en caso de que el conteo terminara de manera anticipada. Aseguraron que el calendario del censo fue acortado para encajar con la orden que Trump emitió en julio que excluiría a las personas que viven en el país de manera ilegal de las cifras utilizadas para decidir cuántos escaños recibe cada estado en el Congreso.

La jueza asociada Sonia Sotomayor disintió.

Además, cumplir con el plazo a expensas de la precisión del censo no es un costo que valga la pena pagar, sobre todo cuando el gobierno no ha demostrado la razón por la que no podría soportar el costo menor de destinar más recursos para cumplir con el plazo o de continuar con sus labores anteriores para buscar una prórroga en el Congreso, escribió Sotomayor.

El mes pasado, la jueza de distrito Lucy Koh en San José, California, falló a favor de los demandantes y emitió una orden judicial que suspendió el plazo establecido para el 30 de septiembre para terminar con el censo de 2020 y uno del 31 de diciembre para entregar los datos utilizados para determinar cuántos escaños recibe cada estado en el Congreso, un proceso conocido como reparto. Eso provocó que las fechas límite volvieran a ser las propuestas en un plan anterior de la Oficina del Censo, que había previsto que las operaciones en el campo terminaran el 31 de octubre y el reporte de los datos se llevara a cabo a finales de abril de 2021.

___

Schneider está en Twitter como: https://twitter.com/MikeSchneiderAP