FBI: Grupos ponderaron secuestrar a gobernador de Virginia

Miembros de los grupos paramilitares implicados en un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan por sus medidas para combatir la pandemia de coronavirus también ponderaron secuestrar al go...

Miembros de los grupos paramilitares implicados en un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan por sus medidas para combatir la pandemia de coronavirus también ponderaron secuestrar al gobernador de Virginia, dijo el martes un agente del FBI.

En una audiencia en una corte federal en Grand Rapids para revisar la evidencia contra Adam Fox, Ty Garbin, Kaleb Franks, Daniel Harris y Brandon Caserta, el agente del FBI Richard Trask reveló nuevos detalles sobre el uso de informantes confidenciales, agentes encubiertos y comunicación codificada en el caso.

Los cinco hombres de Michigan y Barry Croft, un hombre de Delaware cuyo traslado a Michigan fue ordenado el martes para enfrentar los cargos, fueron arrestados la semana pasada en relación con el plan de secuestro de la gobernadora demócrata de Michigan Gretchen Whitmer.

El FBI descubrió la reunión del 6 de junio en Dublin, Ohio, durante una investigación de varios grupos antigobierno, lo que llevó a una investigación de meses en Michigan que dependió de fuentes confidenciales, agentes encubiertos y grabaciones secretas para frustrar el complot, de acuerdo con la querella criminal y el testimonio de Trask.

No estaba claro por el momento si las conversaciones sobre secuestrar al gobernador de Virginia, el demócrata Ralph Northam, se extendieron más allá de la reunión de junio y nada en la querella criminal o el testimonio de Trask indica que alguien haya sido acusado de conspirar contra Northam. Trask dijo que miembros de grupos antigobierno de cuatro o cinco estados asistieron a esa reunión, y la querella apunta que Croft y Fox estaban entre alrededor de 15 participantes.

Ellos discutieron posibles blancos, secuestrar a un gobernador en ejercicio, específicamente problemas con los gobernadores de Michigan y Virginia basados en las órdenes de confinamiento, dijo Trask. Agregó que las personas en la reunión estaban descontentas con las respuestas de los gobernadores a la pandemia de coronavirus.

En una conferencia de prensa el martes, Northam dijo que no iba a discutir el complot y resaltó que él y su familia se sentían a salvo con la seguridad que provee la policía estatal.