Ejército filipino minimiza riesgos de espionaje chino

que se instalará en campamentos militares, dadas las disputas territoriales de ambos vecinos asiáticos en el Mar de China Meridional.

que se instalará en campamentos militares, dadas las disputas territoriales de ambos vecinos asiáticos en el Mar de China Meridional.

El general Gilbert Gapay dijo que instalar las torres y el equipo de Dito en los campamentos permitiría a los militares monitorear mejor sus operaciones.

Dito Telecommunity Corp. fue aceptada por el gobierno filipino como el tercer actor principal en la industria local de telecomunicaciones. La compañía está controlada por el empresario filipino Dennis Uy, partidario del presidente Rodrigo Duterte, quien desde hace mucho tiempo se ha quejado de las malas conexiones a internet y los servicios de telefonía celular en el país.

Filipinas es un aliado de Estados Unidos a través de tratados. El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump ha exhortado a gobiernos aliados para que excluyan a empresas chinas como el gigante de telecomunicaciones Huawei Technologies Ltd., a la que Washington considera un riesgo de seguridad, en momentos en que muchos países actualizan sus tecnologías de telefonía celular a la llamada Quinta Generación o 5G.

Los funcionarios chinos han acusado a Washington de desacreditar y oprimir a las empresas chinas sin presentar prueba alguna.

Dito está negociando la instalación de torres de comunicación y equipos en 22 sitios en una propuesta que el ejército examinará de cerca, aseguró Gapay. Las otras dos grandes empresas de telecomunicaciones filipinas han instalado torres y equipos en áreas militares después de superar la misma revisión militar, agregó.