Presidente de Kirguistán declara nuevo estado de emergencia

El presidente de Kirguistán, Sooronbai Jeenbekov, ordenó el lunes un nuevo estado de emergencia de una semana en la capital de la nación luego de que el Parlamento no examinó ni aprobó su orden a...

El presidente de Kirguistán, Sooronbai Jeenbekov, ordenó el lunes un nuevo estado de emergencia de una semana en la capital de la nación luego de que el Parlamento no examinó ni aprobó su orden anterior dentro de los tres días requeridos legalmente.

La confusión reflejó el caos en el que se ha sumido el país luego de que unas disputadas elecciones parlamentarias desencadenaron protestas masivas.

El estado de emergencia en la capital Biskek durará desde el lunes a las 8 p.m. hasta el 19 de octubre a las 7 a.m. e implica un toque de queda, una prohibición a los mítines y otros eventos públicos, al igual que restricciones a los viajes, de acuerdo con la oficina del presidente. El nuevo decreto también reitera la orden de desplegar fuerzas de seguridad a la capital para implementar la medida.

El decreto anterior de Jeenbekov en el que declaró un estado de emergencia en Biskek fue promulgado el viernes, cuando una protesta en la ciudad se tornó violenta y hubo varios disparos contra líderes políticos. Se anuló el lunes, debido a que los legisladores no lo sometieron a consideración en un plazo de tres días.

Kirguistán, un país de 6,5 millones de habitantes fronterizo con China, se sumió en un caos la semana pasada luego de que estallaron protestas masivas un día después de que partidos relacionados con la élite gobernante parecieron haber ganado los comicios parlamentarios. Los manifestantes allanaron y tomaron edificios del gobierno, saqueando algunas oficinas, y la Comisión Electoral Central respondió anulando la votación del domingo.

Miembros de algunos partidos de oposición anunciaron planes para destituir a Jeenbekov y formar un nuevo gobierno. Una sesión de emergencia en el Parlamento realizada el 6 de octubre nombró al exlegislador Sadyr Zhaparov como el nuevo primer ministro, pero otros grupos de oposición refutaron esa acción inmediatamente.

El sábado se anunció un toque de queda en Biskek y el lunes fue modificado, siguiendo el nuevo decreto de Jeenbekov, para que dure de las 10 p.m. a las 5 a.m.