Fernández confía en acordar con FMI sin costo social

El presidente de Argentina Alberto Fernández se mostró el jueves confiado en que logrará la refinanciación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional e instó a que ese objetivo no implique ...

El presidente de Argentina Alberto Fernández se mostró el jueves confiado en que logrará la refinanciación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional e instó a que ese objetivo no implique la postergación de los sectores empobrecidos.

Fernández señaló que es necesario resolver la deuda con el FMI -que asciende a unos 44.000 millones de dólares- en una intervención vía zoom en la conferencia Pronóstico de América Latina y el Caribe organizada por la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio de América Latina y el Caribe (Aaccla) y la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Varios miembros del FMI realizan una visita esta semana para avanzar en la concreción de un nuevo programa que permita la refinanciación de la deuda pendiente.

Estoy muy confiado en que vamos a encontrar una solución... todos entendemos la dimensión del problema pero fundamentalmente tenemos la misma voluntad de que Argentina cumpla con sus obligaciones", dijo Fernández.

Pero el mandatario acotó que ese objetivo debe lograrse "sin seguir postergando a segmentos de su sociedad que ya han hecho esfuerzos inconmensurables.

Según el dirigente peronista, cuando asumió la presidencia a fines de 2019, Argentina era un enfermo en terapia intensiva y estando en terapia intensiva le agarró el coronavirus, lo que agravó la situación económica y disparó la pobreza alcanzando a 40% de la población.

El mandatario desea acordar un nuevo programa con el FMI que suceda al acuerdo Stand By que hace dos años contempló un préstamo de más de 56.000 millones de dólares para el gobierno del presidente Mauricio Macri (2015-2019) en medio de una fuerte devaluación. Unos 44.000 millones de ese monto ya han sido desembolsados.

En referencia al desafío de desendeudamiento que afronta en un marco de deterioro social , Fernández celebró que Kristalina Georgieva esté al frente del FMI.

El trabajo que ella hizo comprendiendo nuestro problema, acompañándonos y aconsejándonos lo valoraré siempre, y la mirada que ella tiene del mundo en estos tiempos de pandemia, señaló.

Además elogió el trabajo determinante del organismo de crédito para que Argentina pudiera acordar hace dos meses con sus acreedores privados la reestructuración de deuda por unos 65.000 millones de dólares.

Sin embargo, ese acuerdo no evitó un empeoramiento de la situación con la caída de reservas del Banco Central.

Georgieva indicó el lunes a la cadena CNN que no venimos con la idea de ˜bueno, veamos cómo podemos ajustar aún más el gasto en estos tiempos™ sino ante todo para escuchar a las autoridades, para escuchar al pueblo argentino.

La misión del Fondo, que se reunirá durante la semana con empresarios, sindicalistas y representantes de la sociedad civil, fue recibida con protestas de manifestantes de izquierda, quienes apuntaron que el pago al organismo crediticio va a implicar "más ajuste sobre el pueblo trabajador.

Los periódicos acuerdos crediticios que Argentina ha suscrito con el FMI han sido objeto de cuestionamientos por gran parte de la clase política y la opinión pública, que considera que con sus recetas de ajuste el organismo ha contribuido a profundizar la pobreza en el país.