Facebook se alista para elecciones e intimidación a votantes

vigilantes electorales, informó la empresa.

vigilantes electorales, informó la empresa.

En el primer caso, Facebook planea suspender los anuncios políticos una vez que cierren las urnas el 3 de noviembre, lo que representa una extensión a las restricciones ya impuestas a los nuevos anuncios políticos en la semana previa al día de los comicios. La restricción posiblemente dure una semana, aunque Facebook afirma que podría ser más prolongada en caso de ser necesario. Además, planea etiquetar las publicaciones en las que se pongan en duda los resultados electorales, añadiendo vínculos hacia páginas con información oficial.

La red social ya ha prohibido mensajes que promueven la portación de armas a centros de votación o en los que se intenta organizar interferencia coordinada con las votaciones. Ahora también prohibirá el uso de lenguaje militarizado en relación con los llamados a vigilar las urnas. Bajo las nuevas medidas, que no son retroactivas, el presidente Donald Trump no será capaz de alentar a sus simpatizantes a vigilar las urnas de manera extraoficial como parte del ejercito para Trump, como lo mencionó en un tuit esta semana.

Los cambios, anunciados menos de tres semanas antes de los comicios y con la votación adelantada ya llevándose a cabo, muestran lo rápido que las compañías de redes sociales deben responder a las amenazas existentes y posibles en el proceso electoral. La campaña de Trump y sus aliados en el Partido Republicano han hecho un gran esfuerzo por disputar los procedimientos electorales y poner en duda la integridad de las votaciones por correo. Trump también se ha rehusado a comprometerse a una transferencia pacífica del poder en caso de que pierda, a pesar de que ambos partidos han expresado rechazo a sus comentarios y han prometido una transición pacífica.