Temporada de huracanes mantiene a Luisiana en jaque

Por sexta ocasión en la temporada de huracanes del Atlántico, los residentes de Luisiana están desalojando las islas barrera y llevan sus embarcaciones a puerto mientras las autoridades de emergenc...

Por sexta ocasión en la temporada de huracanes del Atlántico, los residentes de Luisiana están desalojando las islas barrera y llevan sus embarcaciones a puerto mientras las autoridades de emergencias refuerzan los centros de comando y sopesan la posibilidad de ordenar evacuaciones.

Esta vez es por el huracán Delta, el 25to ciclón con nombre de la temporada del Atlántico. Los meteorólogos indican que la trayectoria de Delta abarcaría buena parte del estado, y prevén que llegue ahí el viernes.

Esta temporada ha sido incesante, dijo el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, quien añadió lo que se ha convertido en una constante en 2020: Prepárense para lo peor y recen por lo mejor.

Hasta el momento, Luisiana ha sufrido duros golpes, pero también ha esquivado otros. La zona suroeste del estado cerca de Lake Charles, que de acuerdo a los pronósticos se encuentra en la trayectoria actual de Delta, aún no se recupera por completo del huracán Laura, que tocó tierra como ciclón de categoría 4 el 27 de agosto.

Casi seis semanas después, unas 5.600 personas continúan albergadas en hoteles de Nueva Orleans debido a que sus viviendas están demasiado dañadas para ser ocupadas. írboles, techos y otros escombros que dejó el paso de Laura continúan a un costado de los caminos en la zona de Lake Charles, a la espera de ser recogidos incluso mientras los meteorólogos advirtieron que el daño que podría causar Delta podría ser mayor al de una tormenta promedio.

Nueva Orleans pasó algunos días el mes pasado preparándose para el huracán Sally, que terminó por desviarse hacia el este, tocando tierra en Alabama el 16 de septiembre.

Los pronósticos indican que Delta retomará fuerza de categoría 3 después de haber pasado el miércoles por la Península de Yucatán, México. El pronóstico más reciente del Centro Nacional de Huracanes contempla que tocará tierra el viernes en Luisiana, en una zona escasamente poblada entre Cameron y Vermilion Bay.

Tablones, baterías y sogas eran algunos de los artículos más codiciados en la ferretería Tiger Island de Morgan City, que se encuentra cerca del centro del trayecto de la tormenta.

Las otras no me molestaban, pero con esta parece que somos su objetivo, dijo uno de los clientes, Terry Guarisco, mientras uno de los empleados del local lo ayudaba a cargar su camioneta con tablones que planeaba usar para tapiar su casa por primera vez en la temporada de huracanes.