La UE ve cada vez más probable un Brexit sin acuerdo

Cada día es más probable que Gran Bretaña complete su ruptura con la Unión Europea sin siquiera un acuerdo comercial básico, afirmó el martes un alto cargo de la UE encargado de tratar con Gran ...

Cada día es más probable que Gran Bretaña complete su ruptura con la Unión Europea sin siquiera un acuerdo comercial básico, afirmó el martes un alto cargo de la UE encargado de tratar con Gran Bretaña.

El tiempo apremia para llegar a un acuerdo antes de que termine el periodo de transición del Brexit a final de año, indicó al Parlamento Europeo el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic. En la práctica, esto da a los negociadores menos de cuatro semanas para alcanzar un acuerdo que después tendría que pasar por un largo proceso de aprobación.

Sefcovic señaló al primer ministro británico, Boris Johnson, por complicar aún más el proceso la semana pasada cuando decidió introducir una propuesta de ley que incumple el Acuerdo de Salida, el texto legalmente vinculante que firmó con el bloque para asegurar que podría abandonarlo el 31 de enero.

Esto hizo a Gran Bretaña menos fiable, afirmó Sefcovic, que describió la iniciativa como un duro golpe a la firma y fiabilidad británica. Respetar los acuerdos es primero una cuestión de ley, pero también de confianza y buena fe.

Esos planes, añadió, dejan a la UE sin más opción que iniciar acciones legales contra Londres. Si se refrenda, la Propuesta de Ley de Mercado Interno socavaría la supervisión europea acordada sobre el comercio con Irlanda del Norte, que forma parte de Reino Unido y comparte frontera con Irlanda, miembro de la UE.

El bloque está indignado por los planes británicos de incumplir partes del acuerdo de salida introducidas para mantener una frontera abierta en Irlanda, algo que ha apuntalado la paz en Irlanda del Norte desde el acuerdo del Viernes Santo de 1998.

Sefcovic dijo que la UE nunca cambiaría nada del acuerdo de divorcio.

La aplicación plena y oportuna del Acuerdo de Salida sencillamente no es debatible, dijo al Parlamento Europeo.

En ese clima de tensión condiciones, negociadores de ambas partes siguen buscando terreno común para alcanzar un pacto comercial rudimentario y evitar un aluvión de incertidumbre, aranceles y burocracia que perjudicaría a las economías de ambos bandos cuando concluya la transición el 1 de enero.

Pero si bien los negociadores han avanzado durante seis meses de conversaciones y están cerca de un acuerdo en muchos temas, siguen estancados en el acceso de pesqueros europeos a caladeros británicos y en la ayuda que puede prestar el gobierno a la industria. La UE teme que los planes de Londres de subvencionar sectores como la tecnología supongan una competencia injusta.