Zapatistas irán a España a 500 años de conquista de México

Mientras México prepara distintas conmemoraciones al cumplirse 500 años de la conquista y su presidente insiste en que España y el Vaticano deben pedir perdón por aquellos actos, los indígenas za...

Mientras México prepara distintas conmemoraciones al cumplirse 500 años de la conquista y su presidente insiste en que España y el Vaticano deben pedir perdón por aquellos actos, los indígenas zapatistas anunciaron el lunes que harán un viaje en dirección inversa a los conquistadores para llegar a Madrid con tres mensajes muy claros: que no fueron conquistados, que siguen en rebeldía y que nadie debe pedir perdón.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la guerrilla que se alzó en armas en 1994 en el sur de México, explicó en un comunicado que serán las mujeres las que liderarán un viaje que llegará a España exactamente cinco siglos después de la caída de Tenochtitlán, la capital mexica, en manos de Hernán Cortés.

Zarparemos desde tierras mexicanas en el mes de abril del año del 2021 (...) llegaremos a Madrid, la capital española, el 13 de agosto del 2021 -500 años después de la supuesta conquista de lo que hoy es México-" pero no para amenazar, reprochar, insultar o exigir, sino para hablar con los españoles.

Iremos a decirle al pueblo de España dos cosas sencillas: Uno: Que no nos conquistaron. Que seguimos en resistencia y rebeldía. Dos: Que no tienen por qué pedir que les perdonemos nada. Ya basta de jugar con el pasado lejano para justificar, con demagogia e hipocresía, los crímenes actuales y en curso, continúa el comunicado en referencia al asesinato de luchadores sociales, o los genocidios escondidos detrás de megaproyectos.

El pronunciamiento del EZLN, una guerrilla que, aunque desde hace décadas optó por el activismo social y la autogestión de sus territorios no entregó nunca sus armas, es una crítica clara al presidente Andrés Manuel López Obrador, al sistema capitalista y a todos los nacionalismos y afirmaciones de supremacía que se dan en el mundo actual.

López Obrador había solicitado el año pasado al papa y al rey de España que pidieran perdón por los crímenes cometidos por los conquistadores y la Iglesia católica hace cinco siglos, una idea rechazada por el gobierno español y que generó indignación en el país europeo, entre otras cosas porque se dio en medio de una tensa campaña electoral marcada por los nacionalismos.

La semana pasada, el mandatario mexicano insistió en el tema y dijo que confiaba en que hubiera un cambio de actitud, y que con humildad se ofrezca una disculpa, un perdón, pensando en dejar atrás esa confrontación y hermanarnos.

Los zapatistas, sin embargo, recordaron en su comunicado nombres ilustres de la cultura, la política o la defensa de los derechos humanos, y afirmaron que ni el Estado Español ni la Iglesia Católica tienen que pedirnos perdón de nada.

No nos haremos eco de los farsantes que se montan sobre nuestra sangre y así esconden que tienen las manos manchadas de ella, agregaron.

En el viaje de los pueblos indígenas mexicanos, que tendrá lugar cuando se cumplen 20 años de la caravana que llevó a los zapatistas hasta el congreso de la Ciudad de México, también visitarán distintos puntos de Europa, los cuales no especificaron.