Superficie quemada en California es doble de récord anterior

Los incendios forestales en California han quemado este año más de 16.190 kilómetros cuadrados (6.250 millas cuadradas) de superficie, más del doble del récord anterior para un año en ese estado...

Los incendios forestales en California han quemado este año más de 16.190 kilómetros cuadrados (6.250 millas cuadradas) de superficie, más del doble del récord anterior para un año en ese estado.

Las autoridades de California informaron que los incendios alcanzaron ese récord el domingo, cuando aún faltan dos meses para que termine la temporada de incendios. El récord anterior fue de 6.700 kilómetros cuadrados (2.609 millas cuadradas), hace dos años.

Llegar a esa cifra es algo asombroso, es inimaginable, te quita el aliento, comentó Scott McLean, portavoz del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (CAL FIRE, por su acrónimo en inglés).

La agencia, en un comunicado emitido el domingo, informó que han estallado más de 8.200 incendios forestales desde comienzos de año, que han quemado más de 4 millones de acres de superficie, un área incluso mayor que todo Connecticut.

Unos 17.000 bomberos siguen tratando de apagar más de una veintena de fuegos en todo el estado.

A pesar del lamentable récord, surgieron posibles motivos de optimismo. No llegaron los fuertes vientos que podrían haber avivado las llamas y el peligro de un clima caliente, seco y ventoso se evaporó el sábado por la mañana, al tiempo que aparecía una neblina densa. Los cielos despejados permitieron a los aviones esparcir material retardante, tras no poder hacerlo durante varios días debido a las columnas de humo.

En algunas zonas pudimos enviar aviones, así que allí realmente le dimos con todo gracias a esos aviones, explicó McLean.

Si el tiempo se atañe a los pronósticos, espero, la situación mejorará, pero eso no disminuye la cantidad de trabajo que todavía tenemos que hacer, agregó.

Casi todo el daño fue causado desde mediados de agosto, cuando estallaron cinco de los seis peores incendios en la historia del estado, algunos iniciados por el impacto de rayos. Los fuegos han incinerado cientos de viviendas y han causado la muerte de 31 personas, aunque muchos afectan zonas despobladas.

Muchos de los incendios ocurrieron en el norte de California, donde la flora muerta en montañas y colinas alimentó las llamas, en medio de temperaturas altas y vientos fuertes. El humo denso emanado por los incendios ha contaminado el aire en muchas comunidades, tanto en las colinas como en la zona de la Bahía de San Francisco.