Bolivia: críticas a modelo económico en debate presidencial

Candidatos a la silla presidencial de Bolivia dejan atrás una etapa de 18 años sin debate iniciando el primero sin insultos, pero con críticas al modelo económico del que se enorgullece el expresi...

Candidatos a la silla presidencial de Bolivia dejan atrás una etapa de 18 años sin debate iniciando el primero sin insultos, pero con críticas al modelo económico del que se enorgullece el expresidente Evo Morales.

El debate se llevó a cabo el sábado por la noche con la participación de los siete candidatos, a 14 días de las cruciales elecciones del 18 de octubre en la que los bolivianos buscan zanjar la crisis política que estalló a fines del año pasado tras los comicios denunciados como fraudulentos que provocaron protestas y la renuncia Morales.

Los comicios se postergaron al menos tres veces a raíz de la pandemia del coronavirus que puso la economía en una contracción y sin liquidez por lo que la presidenta interina Jeanine íñez ha solicitado créditos internos y externos. íñez el mes pasado declinó postularse a la presidencia.

Luis Arce, el ministro de Economía durante la gestión de Morales y favorito según las encuestas, alabó el modelo económico que condujo al lado de Morales a una estabilidad a base de bonos, además de la creación de empresas estatales, el congelamiento del tipo de cambio y la nacionalización de hidrocarburos.

Pero sí reconoció la contracción por la que pasa la economía, por lo que propuso no pagar la deuda por dos años. "El capital de interés a los organismos internacionales, lo que más o menos generará 1.600 millones de dólares, servirá para que nos dé un alivio.

Sin embargo, los demás candidatos criticaron esta forma de manejar la economía.

Estamos hartos de 14 años de fraude económico y corrupción... necesitamos una inyección de liquidez, generación de empleo, necesitamos inyectar 6,000 millones de dólares a la economía en el primer año de gobierno, declaró Carlos Mesa candidato a la presidencia y quien gobernó al país entre 2003 y el 2005.

Ante la pregunta de si va a renunciar como lo hizo en 2005 asediado por conflictos sociales, Mesa, quien va segundo en la preferencia de voto, aseguró: No voy a renunciar, voy a gobernar con claridad y decisión desde el 2020-2025.

Al encuentro asistieron los demás cinco candidatos, entre ellos Luis Fernando Camacho, el exlíder del Comité Cívico de la región de Santa Cruz, donde se concentra su apoyo, que se ubica tercero según las encuestas. Camacho criticó la falta de apoyo al sector productivo y aseguró que busca un país que apoye las iniciativas de producción de pequeñas y grandes empresas.

El evento rompe una etapa de 18 años sin debates en la cual el Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales, se rehusaba asistir, ya que asegura que él debatía con el pueblo.

Sin embargo el evento, organizado por la Federación de Asociaciones Municipales y la Confederación de Universidades de Bolivia, levantó críticas por su formato de pregunta y respuesta sin cuestionamientos directos.