Peleó durante meses contra el COVID-19 ¿Podrá superarlo?

Larry Brown pasó unos 80 días en un hospital de Indianápolis en la primavera, luchando contra el COVID-19 y casi muere. Su viaje desde que regresó a casa en junio ha estado lleno de incógnitas. A...

Larry Brown pasó unos 80 días en un hospital de Indianápolis en la primavera, luchando contra el COVID-19 y casi muere. Su viaje desde que regresó a casa en junio ha estado lleno de incógnitas. Aún no está seguro de cuándo volverá al trabajo o si desaparecerán los problemas que aún persisten, como el hormigueo en la mayoría de sus dedos.

Brown, un exjugador de fútbol americano de Indiana State, estuvo conectado a un respirador durante 37 días. Las enfermeras le ayudaban periódicamente a ponerse boca abajo para ayudarlo a respirar. Los pulmones de Brown, de 45 años, se estaban llenando de líquido y los médicos no esperaban que sobreviviera.

En vista de que no se permitían visitas en la unidad de cuidados intensivos, una enfermera le ayudaba a colocarle un teléfono junto a su oreja.

Gracias por luchar tan duro, Larry, le dijo su cuñada, Ellie Brown. Tuvo cuidado de no despedirse. Eso podría asustarlo.

Como millones de casos de COVID-19, el de Brown había comenzado con síntomas menores. Cuando se enfermó a mediados de marzo, la gente en Estados Unidos se estaba familiarizando con la nueva enfermedad. Los negocios estaban comenzando a cerrar, pero sólo hasta que el país pudiera aplanar la curva de casos, creyeron casi todos. Y la mayoría de los casos no eran graves, decían las autoridades.

Los médicos dicen que aún están descubriendo cómo se recuperan los enfermos que pasaron semanas sedados en hospitales con respiradores. Los doctores creen que algunos tal vez nunca se recuperen del todo.

Se desconoce exactamente cuántos pacientes como Brown existen, pero miles han acudido a las redes sociales para encontrar consejos y ayuda informal.