Consorcio: Reforzamiento de fisuras en canal acaba en enero

El reforzamiento con barras de acero del nuevo carril de esclusas debido a una fisura surgida en un punto de la estructura de concreto concluirán a mediados de enero de 2016, informaron las...

El reforzamiento con barras de acero del nuevo carril de esclusas debido a una fisura surgida en un punto de la estructura de concreto concluirán a mediados de enero de 2016, informaron las constructoras europeas el viernes.

En un comunicado divulgado por el consorcio Grupos Unidos por el Canal, liderado por la italiana Salini Impregillo y la española Sacyr, se indicó que el cronograma de trabajo fue evaluado durante la reunión semanal de trabajo en que se supervisa y presentan los avances del plan de reforzamiento de las fisuras.

El documento señaló que en la reunión se explicó a las autoridades del canal que el consorcio estima culminar el plan de reforzamiento en los quicios (escalones) en el Atlántico y Pacífico para mediados de enero de 2016.

Agregó que tanto las autoridades canaleras con los consorcios "siguen evaluando los diversos escenarios para establecer una fecha de terminación funcional".

La reparación y el reforzamiento estructural supuso un trabajo adicional en las obras de ampliación del Canal de Panamá, por lo que los contratistas y las autoridades evalúan si esos trabajos impactarían el calendario de entrega de la obra, estimado para abril de 2016, fecha que ya tiene un año de atraso de acuerdo con el cronograma original.

Cualquier nuevo contratiempo en la multimillonaria obra inquietaría a las autoridades, a las navieras y a los puertos que han invertido en su expansión.

La grieta se detectó en agosto durante las primeras pruebas de las compuertas y se localizó en el escalón que separa la cámara baja y la intermedia del nuevo complejo de esclusas en Cocolí, en la entrada del Pacífico. Además de reparar y reforzar la fisura, los ingenieros reforzarán otros dos escalones de la cámara en el Pacífico y otros tres en el Atlántico.

La ampliación, que lleva un avance de un 95%, tiene un costo de 5.250 millones de dólares y busca duplicar la capacidad de la vía de 101 años y permitir el paso de barcos gigantes, enfrentando la competencia de otras rutas como el canal de Suez.