Bolivia: Total reinicia operaciones tras control de incedio

La petrolera francesa Total reinició sus operaciones después de haber parado un día por precaución ante los incendios de pastizales y bosques cerca de un campo de gas natural en el sureste de Boli...

La petrolera francesa Total reinició sus operaciones después de haber parado un día por precaución ante los incendios de pastizales y bosques cerca de un campo de gas natural en el sureste de Bolivia.

El campo de gas de Incahuasi está entre la frontera de Santa Cruz y el Chuquisaca, en el motor agrícola del país, la zona más castigada por los incendios. El gobernador del lugar, Rubén Costas, declaró el desastre departamental para garantizar recursos económicos y atender a las poblaciones más afectadas.

Poco antes, Total y la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) informaron en sendos comunicados de prensa que desde la noche del jueves reiniciaron sus operaciones después de una evaluación detallada que determinó que se controló la amenaza de los incendios.

Aunque aún "hay focos de incendio activos, la amenaza sigue latente, considerando las altas temperaturas y falta de lluvia. Por ende, mantenemos la alerta, expresó el vicepresidente de YPFB, Claver Vásquez.

La francesa Total es la principal operadora de Incahuasi, en el que también trabaja la compañía rusa Gazprom. El campo produce 11 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, que se utilizan para el mercado interno pero principalmente para la exportación a Argentina a través de YPFB.

La petrolera francesa tomó la decisión de parar el miércoles luego de que por el incremento del viento, parte del incendio se acercó a algunos sectores de la planta, siendo activados los sistemas de seguridad y parada la producción, señaló la firma.

Los 30 incendios activos distribuidos en 16 municipios de Santa Cruz han afectado a 2.000 familias, ganado y granjas y el agua está escaseando.

Hasta septiembre en el país se han registrado 19.676 focos de calor, de los cuales un 53% son pastizales y un 47% se localizaron en áreas de bosques y matorrales, informó la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT).

Víctor Hugo Añez Bello, director ejecutivo de la ABT, explicó que se están afectando parques y reservas que están en la Chiquitanía, lugar que el año pasado también fue afectado por las llamas. En el área del Pantanal, que Bolivia comparte con Brasil y Paraguay, aún hay complicaciones por el difícil acceso al lugar.

El año pasado las quemas consumieron 5,3 millones de hectáreas después de casi dos meses de lucha contra el fuego. Agosto y septiembre son los meses más complicados porque durante este periodo es cuando suelen realizarse más quemas con fines agrícolas para limpiar la tierra y ampliar áreas de cultivo.