Cubanos de Miami apoyan a Trump... y acercamiento a la isla

La mayoría de los cubanos-estadounidenses que viven en el sur de la Florida apoya el embargo económico y la política de manos duras y sanciones hacia la isla que ha impulsado el presidente Donald T...

La mayoría de los cubanos-estadounidenses que viven en el sur de la Florida apoya el embargo económico y la política de manos duras y sanciones hacia la isla que ha impulsado el presidente Donald Trump, pero también está de acuerdo con medidas que promueven un acercamiento, de acuerdo con una nueva encuesta revelada el viernes por la Universidad Internacional de la Florida.

La encuesta Cuba Poll, que se realiza desde 1991, muestra que el 66% de los cubanos-estadounidenses del condado de Miami Dade respalda la política de Trump hacia Cuba y la gran mayoría apoya la gestión del presidente republicano en temas claves. El 80% está de acuerdo con su política económica, el 64% con su política de inmigración y el 65% con la forma en que ha enfrentado la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

No es sorprendente que la encuesta mida cierta ambivalencia en la población cubanano-estadonidense, expresan los autores del estudio del Instituto de Investigaciones Cubanas de FIU en sus conclusiones.

La mayoría de los cubanos desean cambios, en Cuba y en la política estadounidense hacia Cuba. No están seguros de que, después de 60 años de experiencia, el aislamiento o el acercamiento ofrecerán algún cambio, entonces están dejando la puerta abierta a un mayor acercamiento y al mismo tiempo señalan que, tal vez debido al liderazgo ofrecido por Trump y su gobierno, están dispuestos a apoyar a las políticas de aislamiento. Ambas tendencias son evidentes en la comunidad, agregan.

La 14ta edición del sondeo, realizado de manera telefónica entre 1.200 cubanos-estadounidenses que residen en el sur de la Florida, muestra las actitudes políticas de la comunidad con respecto a la política implementada por Estados Unidos hacia la isla. Tiene un margen de error de más o menos el 3,1%.

Trump ha dado marcha atrás con la política de flexibilización y acercamiento que inició su antecesor Barack Obama en 2014, endureciendo la retórica e imponiendo sanciones económicas hacia la isla y funcionarios de su gobierno, entre ellas obstáculos al turismo, los viajes, y el envío de remesas. Su narrativa se ha alejado de la cordialidad, diplomacia y negociación impulsada por Obama, para ser más hostil y confrontativa.

Bajo la administración de Trump se han reducido al mínimo las actividades en el consulado estadounidense en La Habana, lo que ha mantenido separadas a familias que deseaban reunificarse en Estados Unidos. Las restricciones en vuelos directos y la reducción de viajes autorizados para estadounidenses a la isla han impactado la economía de Cuba, junto a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El 60% de los cubanos-estadounidenses de Miami Dade apoya el embargo económico a la isla, a pesar de que el 71% cree que no ha funcionado. Pero incluso cuando apoyan las medidas restrictivas, también respaldan políticas que promueven el acercamiento: casi el 70% respalda la venta de alimentos a Cuba, y el 74% la venta de medicinas, según el sondeo.

Por otra parte, casi el 60% está de acuerdo con mantener lazos diplomáticos con la isla y el 65% con reanudar los viajes a todas las regiones de la isla.

Guillermo Grenier, uno de los autores, explicó que uno de los patrones que se ve al estudiar el sondeo es que las personas de más edad y los que llegaron a Estados Unidos antes de 1995, son los que tienen posiciones más duras y conservadoras, y apoyan más el aislamiento de la isla. En cambio, los más jóvenes, los demócratas y los nacidos fuera de la isla, están más a favor del acercamiento.

En general, los cubanos-estadounidenses quieren una mezcla de políticas que presionen al gobierno de la isla y también mejoren la economía de la población en Cuba, explicó.

El sondeo fue difundido a un mes de los comicios presidenciales de noviembre, donde buscará ser reelegido para un segundo mandato. El candidato demócrata, Joe Biden, quien fue vicepresidente durante los ocho años de la administración de Obama, promueve una política de más diálogo con la isla.

El 90% de los encuestados dijo que va a votar, y el 59% dijo que lo hará por Trump. Un 25% indicó que apoyará a Biden.

La gran mayoría de los cubanos-estadounidenses vive en el área de Miami. Su participación electoral es considerada fundamental en los comicios presidenciales, especialmente porque la Florida es un estado indeciso que puede definir los resultados.