Puerto Rico extiende restricciones contra el COVID-19

El gobierno de Puerto Rico extendió el jueves las medidas de combate al coronavirus por otras dos semanas, lo que significa que bares, gimnasios y salas de cine en la isla seguirán operando con capa...

El gobierno de Puerto Rico extendió el jueves las medidas de combate al coronavirus por otras dos semanas, lo que significa que bares, gimnasios y salas de cine en la isla seguirán operando con capacidades limitadas.

Además, el toque de queda de 10 de la noche a 5 de la mañana permanecerá en vigor hasta el 16 de octubre y el uso de cubrebocas seguirá siendo obligatorio, de acuerdo con una ordene ejecutiva que firmó la gobernadora interina la noche del jueves. La extensión no se anunció de manera pública y no se realizó ninguna conferencia de prensa con expertos de salud, como se ha habituado durante la pandemia. La gobernadora Wanda Vázquez se encuentra en una gira oficial de trabajo en Estados Unidos hasta la próxima semana.

La extensión también significa que bares y centros nocturnos permanecerán cerrados y las clases en escuelas públicas seguirán siendo en línea.

Expertos de salud recomendaron la extensión luego de que se presentaran problemas recientes con las pruebas de diagnóstico en Quest Diagnostics, uno de los laboratorios más grandes de la isla. Las autoridades revisan 6.000 exámenes practicados el mes pasado después de descubrir que algunos de ellos arrojaron resultados imprecisos.

No podemos hacer recomendaciones para abrir o cerrar hasta que hayamos validado los datos, dijo el doctor Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Cirujanos, en una entrevista telefónica.

Si las pruebas resultan ser todas positivas, es un indicio de que Puerto Rico aún pasa problemas con la pandemia, dijo Ramos. Si resultan ser todas negativas, significaría que la situación mejoró de manera importante, añadió.

No se pudo contactar de inmediato a portavoz del laboratorio para comentar al respecto.

La isla de 3,2 millones de habitantes ha reportado más de 24.000 casos confirmados y más de 24.800 probables, con al menos 665 decesos.