Monte se adentra en la naturaleza colombiana con Mirla

Monte, el proyecto solista de Simón Mejía de Bomba Estéreo, debuta con Mirla, un álbum cargado de naturaleza colombiana mezclada con beats electrónicos.

Monte, el proyecto solista de Simón Mejía de Bomba Estéreo, debuta con Mirla, un álbum cargado de naturaleza colombiana mezclada con beats electrónicos.

El título del álbum, lanzado en días recientes, surgió de una curiosa visita: un pájaro que llegaba todos los días a cantar a la casa de Mejía en medio del campo a las afueras de Bogotá. Era una mirla que se acercaba cada vez más, hasta posarse en un árbol junto a la ventana de su baño y permitir que grabara su canto.

Abría la ventana, sacaba el micrófono y el pájaro cantaba y me miraba y yo lo miraba, y él comenzaba a cantar mejor, dijo Mejía en una entrevista telefónica. Yo me sentía grabando como a un cantante en un estudio.

Las visitas se repitieron durante un par de semanas, hasta que una noche un fuerte ruido en la ventana despertó al músico, que al día siguiente encontró que el pájaro se había estrellado contra el cristal y estaba muerto.

Fue triste. Lo enterré, lloré, le puse flores y después hice la canción, contó Mejía. El pájaro, no sé, quizá me estaba tratando de mandar un mensaje... quizás estaba deprimido y, como un cantante, se suicidó.

Además de pájaros de ciudad y del Amazonas, el álbum contiene sonidos de ranas y grillos que Mejía fue coleccionando en sus viajes a los Andes, la Ciénaga de Sahaya y el Río Magdalena. También tiene como invitados a José Castillo de Bomba Estéreo, Daniel ílvarez de Diamante Eléctrico, Juan José Salazar en el charango y a Jenny de la Torre en la canción Mar. El disco fue producido en 2019, mientras que los videos de Jungla y Mirla se realizaron durante la pandemia.

La canción que abre el álbum, Kaka Hyká (Abuela Piedra), es un título en lengua indígena muisca. Es interpretada por un amigo muisca de Mejía llamado Candil Chauta, a quien conocía de muchos años pero nunca había escuchado cantar, hasta que lo invitó a una ceremonia de temazcal (sauna prehispánico con piedras calientes). El video de Kaka Hyká, de próximo lanzamiento, fue filmado en una reserva con piedras monumentales.

Para los muiscas... las piedras son sagradas porque son las que han presenciado la historia de la tierra y de toda la humanidad, llevan por siglos y siglos acá en la tierra, son mucho más poderosas, dijo Mejía.

El DJ y bajista buscaba un abanico de sonidos disponibles en la naturaleza por la sensación de cercanía que evoca en los escuchas. A estos agregó instrumentos tradicionales como el charango, y también exploró los archivos de un amigo suyo miembro del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

En la música folclórica e indígena el nacimiento de esa música ha sido tratando de imitar a los pájaros y los animales de la naturaleza, explicó. En un nivel así muy muy antiguo, es el hombre tratando de imitar esos sonidos.

Otro tema, Colibrí, es interpretado por la actriz Natalia Helo. Originalmente era una canción instrumental que Mejía creó experimentando con música del llano colombiano (la zona de la frontera con Venezuela) en la que hay muchas arpas. Cuando le pidió a Helo que cantara no le dijo qué ni cómo, así que se sorprendió de que ella eligiera sin saber una temática de aves.

Fue una conexión muy linda que ella hizo acerca de un ritual en el que ella sintió que un colibrí le sanaba sus penas, dijo.

Pero así como tiene su lado natural, el álbum también tiene una parte auténticamente electrónica, digna de un rave... en la selva. Para Mejía, la música ritual indígena, que se sirve del fuego para conectar con los dioses, está mucho más cerca de la música electrónica de lo que imaginamos.

Siento que la música electrónica es una forma moderna de eso, dijo. Simplemente ya reemplazamos el fuego por unas pantallas de LED... Tú le quitas todos esos adornos y resulta ser la misma experiencia. Es un ritual alrededor de la música en el que la gente baila y se conecta.

En cuanto a Bomba Estéreo, Mejía adelantó que ya tiene listo un nuevo álbum y Mirla es una especie de introducción a lo que vendrá. Por lo pronto, pidió a las fans de la agrupación reducir el impacto en el medioambiente durante la pandemia, ya sea trabajando desde casa, consumiendo productos locales o evitando el uso de artículos desechables.

Cada uno desde casa puede hacer tantos grandes cambios, desde los hábitos de consumo, dijo Mejía, quien tiene espacio para composta y huerta en su casa. Creo que esta pandemia va a hacer que mucha gente abandone las ciudades y sobre todo que la gente ya puede trabajar desde sus casas, las ciudades ya se están volviendo espacios poco sostenibles para vivir, pienso yo que el futuro será fuera.