Europa: "Desafíos graves" a democracias en Polonia y Hungría

Los patrones democráticos sufren desafíos graves en algunos estados miembros de la Unión Europea, sobre todo en Hungría y Polonia, donde los sistemas judiciales están amenazados, dijo la Comisió...

Los patrones democráticos sufren desafíos graves en algunos estados miembros de la Unión Europea, sobre todo en Hungría y Polonia, donde los sistemas judiciales están amenazados, dijo la Comisión Ejecutiva de la UE en su primer informe sobre el acatamiento del estado de derecho.

La Comisión Europea trazó un panorama sombrío en los dos países. En su amplia auditoría halló que el enjuiciamiento de la corrupción en las altas esferas en Hungría sigue siendo muy limitado, y halló a Polonia deficiente en los cuatro ámbitos principales en los que enfocó su estudio: sistemas nacionales de justicia, marcos anticorrupción, libertad de prensa y controles y equilibrio de poderes.

El informe, publicado en la víspera de la cumbre de los 27 países miembros de la UE en Bruselas, podría tener repercusiones en la discusión sobre el presupuesto a largo plazo del bloque.

Si bien los jefes de gobierno han acordado en principio un paquete de 1,8 billones de euros para la recuperación económica en 2021-27, todavía no encuentran terreno común sobre un mecanismo de distribución porque muchos países sostienen que el dinero debe estar vinculado con el respeto al estado de derecho.

Polonia y Hungría, que se consideran injustamente atacadas, se oponen a la idea. La UE acusa a los dos países de violar el estado de derecho desde hace varios años y el bloque está estudiando sanciones contra ellos.

El estado de derecho y nuestros valores compartidos son los cimientos de nuestras sociedades, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el miércoles. Son parte de nuestra identidad común como europeos. El estado de derecho protege a la gente del régimen de los poderosos. Tenemos patrones muy elevados del estado de derecho en la UE, pero enfrentamos varios desafíos.

El informe también criticó a Bulgaria, Croacia, Eslovenia y España por amenazas a los periodistas. También se registraron amenazas, ataques y campañas de desprestigio contra los periodistas en Hungría.

La comisión debatirá su informe con el Parlamento Europeo y los estados miembros.