Arrestan a decenas en protesta contra presidente bielorruso

Cientos de mujeres que exigen la renuncia del autoritario presidente de Bielorrusia salieron el sábado a las calles de la capital para protestar, continuando con las masivas marchas que han sacudido ...

Cientos de mujeres que exigen la renuncia del autoritario presidente de Bielorrusia salieron el sábado a las calles de la capital para protestar, continuando con las masivas marchas que han sacudido al país desde principios de agosto.

La policía les impidió el paso al centro de Minsk y detuvo a más de 80 manifestantes, de acuerdo con la organización de derechos humanos Viasna. Algunas de las detenidas fueron perseguidas por la policía en los jardines de edificios donde trataban de refugiarse, agregó Viasna.

Las protestas, que han sido las más grandes y persistentes en Bielorrusia desde su independencia de la Unión Soviética en 1991, comenzaron el 9 de agosto luego de unas elecciones que, de acuerdo con las autoridades, concedieron al presidente Alexander Lukashenko un sexto periodo en el cargo.

Los opositores y algunos trabajadores de encuestas han dicho que los resultados, en los que Lukashenko obtuvo el 80% de los votos, fueron amañados.

A pesar de arrestos a gran escala de manifestantes y la detención de muchas figuras prominentes de la oposición, las protestas no han dado indicios de que vayan a amainar. Lukashenko aumentó la molestia de sus adversarios esta semana luego de prestar juramento para un nuevo mandato en una ceremonia inesperada.

El sábado, los manifestantes llevaban letreros en los que lo llamaban el presidente secreto.

Sviatlana Tsikhanouskaya, la principal rival de Lukashenko que se exilió en Lituania luego de los comicios, elogió a las manifestantes y fustigó a la policía en un comunicado.

¿Qué pasa con los hombres que, ocultando sus rostros, usan la fuerza contra las mujeres? ¿Es posible vivir en paz con ese tipo de hombres?", señaló.

Las elecciones y el desprecio de Lukashenko hacia los manifestantes han sido criticados por países de Occidente, y hace unas semanas Tsikhanouskaya pidió a Naciones Unidas que enviara observadores a Bielorrusia. El ministro del Exterior del país pronunciará un discurso ante la Asamblea General de la ONU más tarde.

Se tiene prevista una protesta multitudinaria el domingo, un día en que generalmente se registran las marchas más grandes que atraen a aproximadamente 200.000 personas.

Lukashenko, un exgerente de una granja de agricultura colectiva, ha ocupado la presidencia desde 1994. Durante ese tiempo, ha reprimido a la oposición y a medios de comunicación independientes, y ha mantenido gran parte de la economía del país bajo control del Estado, similar a la época de la Unión Soviética.