Funcionarios alemanes hacen huelga en reclamación salarial

Los trabajadores del sector público alemán iniciaron el martes una serie de huelgas breves para presionar en sus demandas por un aumento de sueldo significativo. Empleados de hospitales, escuelas in...

Los trabajadores del sector público alemán iniciaron el martes una serie de huelgas breves para presionar en sus demandas por un aumento de sueldo significativo. Empleados de hospitales, escuelas infantiles y alcantarillado estaban entre los llamados a hacer huelga en partes del país.

La principal demanda del sindicato ver.di era un aumento del 4,8%, o un mínimo de 150 euros (177 dólares) al mes en los salarios de 2,3 millones de funcionarios locales y federales durante el próximo año. Las huelgas de advertencia son una táctica habitual en las negociaciones laborales alemanas. Suelen durar entre varias horas y uno o dos días.

Los negociadores de los empleadores, que aún no han hecho una contraoferta, buscan un acuerdo más en el largo plazo y han dicho que esas reclamaciones salariales son demasiado altas en un momento de crisis económica por la pandemia del coronavirus, que también reduce los ingresos fiscales del gobierno.

Los paros se convocaron tras la última ronda de negociaciones, celebrada durante el fin de semana y que terminó sin acuerdo.

Ver.di convocó huelgas de advertencia en los próximos días en todo el espectro del sector público, indicó a la televisora ZDF el presidente del sindicato, Frank Werneke.

Especialmente en los hospitales hay una gran presión y muchas expectativas, de modo que habrá énfasis ahí, dijo Werneke. Habrá otros énfasis. Para nosotros está totalmente claro que las huelgas en las escuelas infantiles son especialmente sensibles y no especialmente populares en este momento y las haremos de una forma muy moderada, ese no es el énfasis de este movimiento de huelga en el momento.

La próxima ronda de las negociaciones está prevista para el 23 y el 24 de octubre.