EEUU pone ojos en el ELN de Colombia por narcoterrorismo

Estados Unidos ha puesto sus ojos en la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional como parte de su lucha contra las drogas.

Estados Unidos ha puesto sus ojos en la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional como parte de su lucha contra las drogas.

Seis miembros del grupo guerrillero izquierdista fueron acusados de narcoterrorismo en un tribunal federal del sur de Texas, entre ellos un líder del ELN por el que se ofrece una recompensa de cinco millones de dólares, dijeron el lunes las autoridades estadounidenses.

Tres de los acusados fueron detenidos por las autoridades colombianas, informó la policía antinarcóticos de Estados Unidos, conocida como DEA por su nombre en inglés. Los otros tres, incluidos el cabecilla del ELN, Wilver Villegas Palomino, permanecen prófugos con pedido de captura.

Estas acciones reafirman nuestro compromiso para desmantelar y quebrantar a este grupo narcoterrorista, expresó el secretario de Justicia, William Barr.

Poco antes, desde su cuenta en Twitter, el secretario de Estado, Mike Pompeo, había dicho que Estados Unidos "está comprometido a ayudar al gobierno colombiano a desmantelar las organizaciones criminales transnacionales que operan en la región.

Se trataría de la primera vez que miembros del ELN son acusados en los tribunales estadounidenses por presunto narcotráfico. Otros antes han enfrentado cargos de secuestro.

El anuncio tuvo lugar dos días después de un encuentro entre Pompeo y el presidente colombiano Iván Duque en el que ambos se comprometieron a profundizar las relaciones bilaterales.

Estados Unidos y Colombia son socios en la lucha contra las drogas y han firmado un acuerdo de extradición que ha permitido la llegada a este país de líderes narcotraficantes para enfrentar acusaciones en la justicia.

La DEA dijo que las autoridades de Colombia arrestaron a Yamit Picón Rodríguez, de 36 años; José Gabriel Alvarez Ortiz, de 26, y Henry Trigos Celón, de 43, a pedido de Estados Unidos.

Al igual que Villegas Palomino, conocido como Carlos El Puerco, también están prófugos Jaime Miguel Picón Rodríguez y Diomedes Barbosa-Montaño, todos de 38 años.

Villegas Palomino y los otros cinco miembros del ELN enfrentan tres acusaciones cada uno de distribución de drogas a sabiendas de que beneficiaba económicamente a personas u organizaciones terroristas, participar en una asociación ilícita que distribuía cocaína y en un grupo que distribuía la droga de manera internacional.

De acuerdo con las acusaciones radicadas en el distrito del sur de Texas, las acciones de esa asociación ilícita involucraron la distribución de cocaína desde Colombia a Estados Unidos para beneficiar económicamente al ELN durante 20 años.

Como se alega, durante décadas, el ELN produjo y exportó toneladas de cocaína a Estados Unidos, usando comunidades en América para financiar sus actividades terroristas, dijo el administrador interino de la DEA, Timothy Shea, tras destacar que las detenciones y acusaciones demuestran el trabajo conjunto realizado por los dos países.

La recompensa ofrecida por Villegas Palomino es parte de un programa específico del Departamento de Estado que ha llevado ante la justicia a más de 75 narcotraficantes desde que fue creado en 1986. En total se han pagado más de 130 millones de dólares por información que ha llevado al arresto de estos capos del narcotráfico.

El ELN nació 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana. Estados Unidos lo designó organización terrorista extranjera en 1997.

En 2017 el ELN inició en Cuba conversaciones de paz con el gobierno del entonces presidente colombiano Juan Manuel Santos (2010-2018), pero las partes no pudieron acordar un alto del fuego.

Los diálogos están congelados con el actual presidente Duque, quien ha dicho que no volverá a la mesa de conversaciones hasta que el ELN no libere a todas las personas que mantiene secuestradas y deje de cometer ataques.