Miles protestan contra Netanyahu; ignoran medidas sanitarias

Miles de israelíes reanudaron el domingo su protesta semanal afuera de la residencia oficial del primer ministro Benjamin Netanyahu en el centro de Jerusalén, a pesar de que fue emitida una nueva or...

Miles de israelíes reanudaron el domingo su protesta semanal afuera de la residencia oficial del primer ministro Benjamin Netanyahu en el centro de Jerusalén, a pesar de que fue emitida una nueva orden de confinamiento y suspensión de actividades a nivel nacional para frenar un fuerte rebrote de coronavirus.

Una excepción a las nuevas medidas impuestas el viernes y que durarán tres semanas permite a las personas manifestarse públicamente. Pero muchos en la protesta al parecer ignoraron la normativa del distanciamiento social que los obliga a mantenerse en pequeñas capsulas separadas de personas.

Miles de israelíes han participado en las protestas durante el verano para exigir la renuncia de Netanyahu debido al juicio en su contra por cargos de corrupción y lo acusan de torpeza ante la crisis de coronavirus en el país.

En la localidad ultraortodoxa de Bnei Brak, cerca de Tel Aviv, el centro comercial de Israel, más de 100 activistas salieron a las calles e incendiaron basura para protestar contra las restricciones a las reuniones para oraciones públicas.

Las protestas se reanudaron horas después del Rosh Hashana, la celebración del año nuevo judío. El gobierno de Netanyahu impuso las nuevas medidas horas antes del inicio de la festividad.

La primera cuarentena en Israel, en marzo y abril, estropeó el Pésaj, la festividad judía de primavera con que se celebra la liberación de los antiguos hebreos de la esclavitud en Egipto.

Netanyahu está acusado de fraude, abuso de confianza y aceptar sobornos en tres casos separados. Su juicio penal comenzó en junio, pero se ha rehusado a dimitir y rechaza haber incurrido en irregularidades.

Después de actuar con prontitud para contener un brote durante la primavera pasada, Israel al parecer reabrió su economía demasiado pronto. Israel registra una de las tasas de coronavirus per cápita más altas del mundo, y los detractores afirman que las nuevas medidas de confinamiento perjudicarán la tambaleante economía nacional.

Israel acumula más de 180.000 casos confirmados de coronavirus y más de 1.200 muertes.