Grupos: bloqueo de buque de rescate migrante es "político"

El grupo humanitario alemán Sea-Watch dijo el domingo que tuvo motivaciones políticas el bloqueo de su embarcación en el puerto siciliano de Palermo por parte de las autoridades italianas después ...

El grupo humanitario alemán Sea-Watch dijo el domingo que tuvo motivaciones políticas el bloqueo de su embarcación en el puerto siciliano de Palermo por parte de las autoridades italianas después de una inspección que duró 11 horas.

Philipp Hahn, jefe de la misión Sea-Watch 4, dijo que la justificación era débil y una medida sistemática para evitar operaciones civiles de rescate marítimo en el centro del Mediterráneo.

El principal motivo mencionado fue que salvar vidas no formaba parte del registro de la embarcación. Funcionarios italianos también dijeron que había demasiados chalecos salvavidas a bordo y que el sistema de drenaje del buque no era adecuado para la cantidad de personas rescatadas.

Es la quinta embarcación de rescate que bloquean las autoridades italianas en la misma cantidad de meses. El Sea-Watch 4 es operado por cuatro grupos humanitarios, entre ellos Sea-Watch y Médicos Sin Fronteras.

El buque había rescatado a 354 personas, incluidos 98 menores no acompañados, familias, mujeres embarazadas y niños. Esperó durante días para que le designaran un puerto seguro, hasta que los sobrevivientes fueron transferidos a un ferry para pasar la cuarentena. Los tripulantes del Sea-Watch 4 también estuvieron dos semanas en cuarentena en la costa de Palermo.

El Sea-Watch 4 sólo está en el mar por la falta de capacidad de búsqueda y rescate dirigida por el estado en la frontera marítima más mortal del mundo, dijo Médicos Sin Fronteras. La organización acusó a Europa de ignorar su obligación legal y moral para salvar vidas y también citó políticas para reforzar que la Guardia Costera libia evite que buques de traficantes salgan del país, que no es considerado un lugar seguro y donde muchos han reportado ser torturados.

En lo que va del año, 379 personas han muerto o desaparecido en el peligroso cruce del mar Mediterráneo en su intento por llegar a Europa vía Libia, 111 de los cuales fueron en agosto, informó el grupo.

Mientras tanto, el buque con bandera alemana Alan Kurdi, operado por Sea-Eye, rescató el sábado a 133 personas en tres operaciones. El Alan Kurdi fue el primero en ser detenido a principios de mayo después de desembarcar a 150 personas.