Desastres naturales afectan últimas semanas del censo EEUU

Ya agobiada por la pandemia del coronavirus y una próxima fecha límite, la Oficina del Censo de Estados Unidos ahora debe lidiar con varios desastres naturales mientras los incendios y huracanes alt...

Ya agobiada por la pandemia del coronavirus y una próxima fecha límite, la Oficina del Censo de Estados Unidos ahora debe lidiar con varios desastres naturales mientras los incendios y huracanes alteran las últimas semanas del conteo de cada diez años del país.

Los incendios en la costa oeste forzaron a miles de personas a huir de sus casas en California y Oregon antes de poder ser contabilizados, y miles de personas más no fueron contadas en las comunidades de Luisiana golpeadas el mes pasado por el huracán Laura.

Otro casi cuarto de millón de viviendas no se consideraron en áreas afectadas esta semana por el huracán Sally.

Los desastres se suman a la ya laboriosa tarea de contar a cada residente estadounidense y aumentan el riesgo de que el intento deje sin contabilizar a personas en algunas partes del país.

No puedo pronosticar si la madre naturaleza nos permitirá terminar, pero haremos lo mejor que podamos, dijo Al Fontenot, director adjunto de la Oficina del Censo, quien ha repetido que la agencia está encaminada a terminar el censo al final del mes.

Los desastres complican o imposibilitan a los censistas visitar viviendas que todavía no han respondido los cuestionarios. Y el tiempo se acaba al faltar sólo dos semanas para el 30 de septiembre, fecha programada para finalizar el conteo.

En las principales ciudades de California y Oregon, el humo de los cercanos incendios representa una amenaza de salud para los censistas que visitan las casas.

Hay mucho humo y nadie quiere abrir sus puertas por el ambiente nocivo. Ayer me di por vencida y no planeo salir hoy a menos que mejore, dijo una censista de San Francisco que habló bajo condición de anonimato por temor a perder su empleo.

Si hay un subconteo, los estados afectados por los desastres podrían recibir menos cuando parte de los 1,5 billones de dólares en fondos federales se distribuyen anualmente para financiar vialidades, escuelas, atención médica y otros programas. Dado que el censo también determina cuántos escaños congresuales recibe cada estado, entidades como California, que están al borde de perder un escaño debido a una reducción en su población, podrían perder poder político.

___

Mike Schneider está en Twitter como https://twitter.com/MikeSchneiderAP