La policía griega inicia traslados al nuevo campo en Lesbos

La policía griega inició una operación el jueves para trasladar a miles de migrantes y refugiados a un nuevo recinto en la isla de Lesbos. Miles de personas se quedaron sin techo después de que un...

La policía griega inició una operación el jueves para trasladar a miles de migrantes y refugiados a un nuevo recinto en la isla de Lesbos. Miles de personas se quedaron sin techo después de que un incendio destruyera su abarrotado campo en la isla.

La operación policial incluía a 70 mujeres policía que hablaban con los solicitantes de asilo en un intento de convencerlos de que se trasladaran al nuevo campo en la zona de Kara Tepe. Al inicio del proceso no se habían registrado incidentes violentos.

La representante local de la agencia de refugiados de Naciones Unidas celebró la noticia.

Mientras sea pacífica, creemos que es algo bueno, considerando que (estar) aquí en la calle es un riesgo para la seguridad, para la salud pública, y no es la dignidad que necesitamos para todos, dijo Astrid Castelein, responsable de la oficina ACNUR en Lesbos.

El precario campamento de Moria ardió la semana pasada, según las autoridades griegas en incendios provocados por un pequeño grupo de habitantes del lugar molestos por las medidas de cuarentena impuestas tras un brote de coronavirus.

El fuego dejó a más de 1.200 personas necesitadas de refugio de emergencia. La gran mayoría ha estado durmiendo al raso junto a una carretera que lleva de Moria a la capital de la isla, Mytilene, levantando refugios improvisados con sábanas, mantas, ramas y cartones.

El nuevo recinto está formado por grandes carpas familiares, colocadas en un campo junto al mar. Para el miércoles por la noche tenía capacidad para 8.000 personas, según la agencia de refugiados de Naciones Unidas, pero solo unos 1.100 de los más vulnerables habían entrado.

A los recién llegados se les hacía una prueba de coronavirus, se les inscribía y se les asignaba una carpa.

Esta es una operación para la protección de salud pública y con un claro contenido humanitario, dijo la policía en un comunicado.

Por la mañana empezaron a trasladarse a Kara Tepe 450 personas, según la policía, y 250 de ellas ya habían entrado en el campo tras hacerse pruebas rápidas de coronavirus. El resto esperaba para entrar, y se esperaba que llegara más gente.

La organización médica Médicos Sin Fronteras, o MSF, dijo que la policía griega estaba impidiendo a su personal en la isla acceder a una clínica que había habilitado allí.

Somos la única organización médica en esa zona concreta, ¡pero seguimos sin tener acceso!, tuiteó MSF. Mucha gente necesita atención médica pero no podemos llegar hasta ellos. ¿Por qué nos paran?.

Seis afganos, incluidos dos menores, fueron detenidos como sospechosos de provocar los incendios de la semana pasada en Moria. Los fuegos se declararon después de que se impusieran órdenes de aislamiento durante una cuarentena generalizada en el campo, donde 35 personas dieron positivo en coronavirus.

Moria tenía capacidad para unas 2.700 personas, pero cuando se quemó, más de 12.500 personas vivían en el complejo y sus alrededores. Las voces críticas ponían el campo y sus condiciones precarias como un ejemplo de las políticas migratorias fallidas de la Unión Europea.

Grecia lleva tiempo pidiendo más solidaridad de otros socios de la UE, afirmando que no debería tener que asumir la carga de los problemas migratorios del continente sólo por su ubicación en la frontera sureste del bloque.

Varios países han dicho que recibirán a algunas de personas, pero todas las propuestas eran para aceptar a apenas algunos de los 406 menores sin acompañantes que vivían en Moria. Esos niños y adolescentes fueron evacuados por aire al territorio continental griego al día siguiente de que Moria fuera destruida.

Alemania, sin embargo, dijo estar semana que acogería a 1.553 refugiados en las islas griegas que ya habían visto aprobadas sus solicitudes de asilo. El ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, dijo el miércoles por la noche a la televisora alemana ARD que su país aceptaría hasta 15 refugiados.

Bélgica se ha ofrecido a reubicar entre 100 y 150 refugiados, principalmente familias con niños, madres o mujeres solteras, aunque la semana pasada prometió recibir a 12 de los menores sin acompañantes.

___

Becatoros informó desde Atenas. Geir Moulson en Berlín y Samuel Petrequin en Bruselas contribuyeron a este despacho.