EEUU deporta a migrante que acusó a guardias de abuso sexual

Una inmigrante que acusó a los guardias de un centro de detención en Texas de abusar sexualmente de ella fue deportada unas semanas después de haber sido interrogada por investigadores, informó su...

Una inmigrante que acusó a los guardias de un centro de detención en Texas de abusar sexualmente de ella fue deportada unas semanas después de haber sido interrogada por investigadores, informó su abogada.

La mujer fue deportada a México el lunes, poco menos de un mes después de ser interrogada durante cinco horas, le dijo Linda Corchado al diario El Paso Times.

La mujer migrante aseguró que los guardias del Centro de Procesamiento de El Paso la besaron a la fuerza y la agredieron en puntos ciegos para las cámaras de vigilancia. Después de que el periódico Texas Tribune y la agencia de noticias ProPublica reportaron los señalamientos en primera instancia, el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional abrió una investigación sobre el caso y las acusaciones de al menos otras dos personas.

La mujer, cuya identidad no se ha dado a conocer, es originaria de México y tiene dos hijos nacidos en Estados Unidos.

Corchado dijo que su clienta le explicó al inspector general y al FBI sobre los puntos ciegos para las cámaras que supuestamente aprovecharon los guardias. La mujer permaneció en prisión después de presentar su acusación.

Realmente le perjudicó mucho seguir detenida y ver a sus abusadores a su alrededor, y empezar a ser maltratada por otros guardias y detenidos, dijo Corchado a El Paso Times.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) decidió deportarla el lunes y le ordenó que se vistiera con ropa de civil por la tarde, señaló Corchado, quien dijo que el proceso fue la deportación más rápida que haya visto.

El ICE no respondió a solicitudes de comentarios de parte del diario. Previamente había declarado que la dependencia tiene tolerancia cero a cualquier forma de abuso o agresión sexual en contra de individuos en custodia de la agencia y toma muy en serio todas las acusaciones de comportamiento indebido por parte de los empleados.