EEUU retira aranceles a aluminio canadiense

El gobierno del presidente Donald Trump retirará los aranceles al aluminio canadiense, informó Washington el martes, lo que reduce las tensiones con un aliado cercano apenas horas antes de que Canad...

El gobierno del presidente Donald Trump retirará los aranceles al aluminio canadiense, informó Washington el martes, lo que reduce las tensiones con un aliado cercano apenas horas antes de que Canadá se dispusiera a imponer sanciones en represalia.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos indicó que Washington pondrá fin al arancel del 10% apenas un mes después de que se ordenó la medida. Estados Unidos había dicho el mes pasado que el aumento en la importación de aluminio canadiense justificaba la imposición del gravamen.

Sin embargo, la oficina indicó el martes que los cargamentos de aluminio canadiense están volviendo a sus niveles habituales. Señaló que se podría reimponer el arancel en caso de un nuevo incremento en las importaciones.

Canadá alistaba el martes un anuncio de aranceles en represalia a productos procedentes de Estados Unidos.

Mary Ng, ministra de Comercio Internacional de Canadá, acogió el cambio de postura del gobierno estadounidense.

Canadá no ha concedido nada, afirmó Ng.

La viceprimera ministra Chrystia Freeland dijo que su gobierno está preparado para tomar medidas de represalia en caso de que se vuelvan a imponer los aranceles. Afirmó que no se trata de un acuerdo negociado con Estados Unidos.

En un momento en el que todos estamos enfocados en recuperarnos de la recesión causada por el COVID y de mantener al virus bajo control, todos sabemos que lo último que necesitamos son aranceles, declaró Freeland.

Prevaleció el sentido común, añadió.

Un alto funcionario del gobierno canadiense, que habló bajo condición de anonimato, también aseguró que Canadá no hizo concesión alguna. Su comunicado tiene todo tipo de declaraciones sobre lo que esperan de Canadá, pero es importante destacar que Canadá no ha accedido a nada de eso, dijo el funcionario, quien no estaba autorizado a tocar el tema de manera pública.

Nos complace que Estados Unidos haya levantado los aranceles, es un triunfo para Canadá y Estados Unidos, subrayó el funcionario.

Trump impuso originalmente los aranceles a la importación de aluminio procedente de la mayoría de los países en 2018. El año pasado exentó a los metales procedentes de México y Canadá para facilitar la aprobación del nuevo pacto comercial entre las tres naciones: el T-MEC, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El T-MEC entró en vigor el 1 de julio y se esperaba que brindara estabilidad al comercio de la región.

Pero en lugar de ello, Trump declaró en agosto que impondría nuevamente los aranceles a Canadá. El gravamen entró en vigor el 16 de agosto, aunque resultó ser temporal.

Los aranceles generaron críticas generalizadas. Grupos empresariales de Estados Unidos señalaron que el gravamen aumentó los costos de manufactura que dependen del aluminio importado y no atiende la amenaza real a los productores de aluminio estadounidense: la enorme sobreproducción china que reduce los precios.

El director de asuntos internacionales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Myron Brilliant, recibió con beneplácito la noticia del martes.

Lo que los fabricantes estadounidenses necesitan en este momento es la certeza de que estos aranceles no volverán a aparecer, dijo Brilliant. Dejar atrás estas amenazas de una vez por todas les permitirá a los empleadores del país enfocarse en la recuperación económica.

___

Gillies reportó desde Toronto.