La pandemia deja sin liquidez al gobierno boliviano

La crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus ha dejado sin liquidez a la economía boliviana por lo que el gobierno ha solicitado fondos al Banco Central de Bolivia y está ajustando los ...

La crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus ha dejado sin liquidez a la economía boliviana por lo que el gobierno ha solicitado fondos al Banco Central de Bolivia y está ajustando los indicadores macroeconómicos.

El ministro de Economía, í“scar Ortiz, explicó el martes que el país sufrirá una contracción económica de 6,2% y una inflación de 1,7% este año debido a una caída en los ingresos y un aumento en los gastos a causa de la pandemia.

Ante esa situación, el gobierno y el Banco Central de Bolivia (BCB) anunciaron ajustes al programa económico para garantizar la estabilidad económica, dijo Ortiz. El gobierno recurrió a la entidad rectora para que le otorgue en lo inmediato un crédito de un poco más de 1.000 millones de dólares y otro en diciembre por menos de la mitad de ese monto.

Antes de la pandemia el gobierno había previsto un crecimiento de 3,5% del Producto Interno Bruto, pero la crisis modificó las expectativas. Nuestro país tenía una tasa de crecimiento de 3,9%... y el BCB ya ha estimado 6,2% negativo, que es un golpe muy fuerte. El golpe en Latinoamérica es más fuerte aún y el mundo habla también de un decrecimiento cercano al 5%, dijo Ortiz.

El analista económico y profesor de la estatal Universidad Mayor de San Andrés, Alberto Bonadona, dijo a The Associated Press que el país está en plena crisis, en una recesión y que las medidas que se están implementando no son las mejores.

Se ha generado una falta de plata (dinero) por la reprogramación de créditos y esto está afectando a la banca. A ello se suman los bajos ingresos de nuestros productos de exportación, explicó. Bolivia exporta principalmente gas a Brasil y Argentina.

Agregó que el déficit fiscal está en el 12%.

La crisis se produce a poco más de un mes de las elecciones presidenciales en las que los bolivianos esperan zanjar la crisis política que estalló a fines del año pasado tras los comicios denunciados como fraudulentos que provocaron protestas que dejaron 36 muertos y la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

Ortiz lamentó que la Asamblea Legislativa controlada por el Movimiento al Socialismo -el partido de Morales- haya bloqueado la aprobación de créditos internacionales destinados a aliviar la situación. A su vez, legisladores de ese partido han cuestionado la falta de transparencia en la gestión económica del gobierno.

Lamentablemente en el país se están dando decisiones más políticas que económicas, expresó Bonadona.