EEUU retirará a miles de soldados de Irak y Afganistán

para lidiar con la amenaza del grupo extremista Estado Islámico.

para lidiar con la amenaza del grupo extremista Estado Islámico.

Posteriormente, McKenzie manifestó que los niveles de tropas en Afganistán bajarían a 4.500 soldados para noviembre. Hizo la declaración en una teleconferencia con un pequeño grupo de reporteros, de acuerdo con funcionarios en su Comando Central.

Estamos en un sendero para estar en 4.500 para el período hasta noviembre, octubre, finales de octubre, noviembre, dijo, de acuerdo con una transcripción proveída por su oficina. Dijo que la ruta hacia 4.500 será determinada en parte por la capacidad de las fuerzas armadas de sacar equipo del país.

La elección presidencial en Estados Unidos es el 3 de noviembre.

Con 4.500 seguiremos pudiendo realizar las tareas principales que queremos cumplir", afirmó. Y hemos mostrado voluntad y nuestra disposición a demostrar que no queremos ser una fuerza ocupante en este país. Pero tenemos intereses estratégicos, vitales, que nos obligan a asegurarnos de que esas entidades, como Al Qaeda e ISIS, no pueden ser huéspedes aquí para atacar a Estados Unidos".

Washington había reducido su presencia en Afganistán a 8.600 soldados en junio y se conocía que planeaba más reducciones, aunque McKenzie no había citado proyecciones. No dio una fecha precisa para llegar al nivel de 4.500. Dijo que se apuntaba a una fecha específica, pero no la reveló.

Las medidas se adoptaron en medio de criticas a Trump por presuntamente haber denigrado a los efectivos estadounidenses caídos en guerras, llamándoles perdedores y "bobos. Trump ha negado haber hecho los comentarios, los cuales fueron reportados inicialmente por la revista The Atlantic