ONU: 2 casos de coronavirus en campo de refugiados sirios

La agencia de refugiados de la ONU confirmó dos casos de coronavirus en el campamento Azraq para refugiados sirios en Jordania, que alberga a más de 40.000 personas que huyeron de la guerra civil en...

La agencia de refugiados de la ONU confirmó dos casos de coronavirus en el campamento Azraq para refugiados sirios en Jordania, que alberga a más de 40.000 personas que huyeron de la guerra civil en el país.

Son las primeras infecciones detectadas entre sirios que viven en campamentos de refugiados en Jordania. La ACNUR dijo el martes que los dos pacientes fueron transferidos a instalaciones de cuarentena una vez dieron positivo el lunes y sus vecinos han sido aislados mientras se realizan más pruebas.

Más de 5,5 millones de sirios han huido del país desde el estallido de la guerra en 2011, y la mayoría se han asentado en países vecinos donde a menudo viven en espacios reducidos y pasan trabajos para ganarse el sustento. Los encierros por el coronavirus han causado un duro saldo a las economías de la región, haciendo aún más difícil para los refugiados encontrar trabajo.

Unos 40.000 refugiados sirios viven en Azraq, mientras que otros 80.000 viven en el campamento de Zaatari, el mayor de Jordania. El país alberga a un total de más de 650.000 refugiados sirios, la mayoría de los cuales viven fuera de campamentos. Al menos cuatro refugiados sirios en Jordania que no viven en campamentos han dado positivo, y tres sean recuperado.

Éste el primer caso confirmado de coronavirus en campamentos de refugiados en Jordania, dijo la ACNUR en una declaración. Es un recordatorio de que todo el mundo ha sido afectado por la epidemia y las soluciones deben ser encontradas por medio de la solidaridad y la cooperación internacionales.

El portavoz de la ACNUR, Mohammad Hawari, dijo que los dos pacientes fueron transferidos a un centro de aislamiento en el Mar Muerto. Aquellos que vivían con ellos, además de sus vecinos, fueron llevados a una zona de aislamiento dentro del campamento y todo el que ha tenido contacto con ellos está siendo sometido a pruebas, dijo.

Añadió que el hospital del campamento tiene 14 camas asignadas para pacientes con COVID-19. Pero indicó que las autoridades temen que el virus pueda diseminarse rápidamente entre la población del sitio.