Sindicalistas y grupos sociales anticipan protestas

Las principales centrales sindicales del país, gremios y grupos sociales anunciaron el martes que cumplirán una jornada de movilización y protestas en contra de un proyecto de 15 enmiendas...

Las principales centrales sindicales del país, gremios y grupos sociales anunciaron el martes que cumplirán una jornada de movilización y protestas en contra de un proyecto de 15 enmiendas constitucionales propuestas por el presidente Rafael Correa y que incluyen la reelección indefinida de todos los cargos de elección popular.

Los trabajadores se oponen especialmente a dos de las enmiendas: la que limita los derechos sindicales en el sector público y la de relección indefinida. Para ello realizarán protestas en las calles el jueves.

El dirigente del Frente Unitario de Trabajadores, la mayor central sindical del país, Luis Dután dijo que con estas reformas "despedirán a miles y miles de trabajadores y se eliminará la estabilidad de los trabajadores" al explicar los motivos de las movilizaciones y protestas.

Otro dirigente del mismo gremio, Nelson Erazo, añadió que "las centrales sindicales vamos a mantener una posición firme de no renunciar a nuestros legítimos derechos y legítimas aspiraciones como nos corresponde, por tanto seguiremos movilizados, tanto este 26 como cuando inicien las discusiones en la asamblea".

El martes, una comisión de la Asamblea aprobó un informe que abre las puertas al segundo y definitivo debate en ese organismo, dominado por una sólida mayoría del partido de gobierno Alianza País, lo que hace prever que no haya dificultades para aprobar las reformas, que en el caso de la relección no aplica para las próximas elecciones presidenciales, con lo cual el actual mandatario quedaría fuera de la contienda.

Entre las enmiendas constitucionales más importantes están también la declaración de la comunicación como un servicio público, la reducción a 30 años de la edad para ser presidente, que las fuerzas armadas también puedan contribuir con la seguridad interna, entre otros.

Correa envió a la Asamblea para que se aprueben esas enmiendas, aunque la oposición dice que para cambiar la constitución es necesaria una consulta popular. El presidente, que se identifica como socialista del siglo XXI, está en el poder desde enero del 2007 y debe terminar su mandato en 2017.