ONU expresa preocupación por giro en Libia

Naciones Unidas expresó preocupación el sábado por lo que llamó un drástico giro de los acontecimientos en la guerra civil de Libia al producirse una lucha de poder entre los líderes del gobiern...

Naciones Unidas expresó preocupación el sábado por lo que llamó un drástico giro de los acontecimientos en la guerra civil de Libia al producirse una lucha de poder entre los líderes del gobierno basado en Trípoli tras una serie de protestas contra la corrupción.

Libia presencia un drástico giro de los acontecimientos que enfatiza la necesidad urgente de regresar a un proceso político completo e incluyente, indicó la misión de apoyo de la ONU en Libia.

Las manifestaciones por las condiciones económicas en deterioro surgieron a principios de semana en la capital y otras partes del occidente de Libia, que está controlada por las fuerzas leales al gobierno apoyado por la ONU.

En Trípoli, la milicia local aliada con el gobierno abrió fuego sobre los manifestantes con fusiles y armas de fuego montadas en camiones, y secuestró a algunos de los manifestantes.

El primer ministro Fayez Sarraj y su ministro del Interior, Fathi Bashaga, inicialmente acusaron de la violencia a los infiltrados forajidos. El premier también indicó que los manifestantes no obtuvieron los permisos necesarios para su evento y calificó de motines sus manifestaciones.

Sin embargo, el viernes Sarraj suspendió a Bashaga y lo puso bajo una investigación administrativa después de que el primer ministro acusara a la milicia aliada con el gobierno de atacar las manifestaciones pacíficas en Trípoli esta semana.

Bashaga, quien en los últimos días fue excluido de dos importantes reuniones militares y de seguridad en la capital, respondió rápidamente. Dijo en un comunicado que aceptaba la decisión del premier, pero exigió un interrogatorio público y transmitido en vivo para exponer los hechos del incidente.

Tras la suspensión del ministro del Interior, milicianos en Trípoli celebraron la decisión al lanzar disparos al aire, mientras que otras personas en Misrata, el pueblo natal de Bashaga, salieron a las calles en apoyo al ministro.

La misión de la ONU en Libia, señaló que estaba preocupada por el uso excesivo de fuerza contra los manifestantes, así como el arresto arbitrario de una serie de civiles. No especificó cuántas personas fueron detenidas.